Yankee Stadium abre nuevos espacios de ocio

[ad_1]

El Yankee Stadium, la más celebre sede del béisbol en EE.UU., no solo aspira a ser un santuario del deporte, sino también a consolidarse como un atractivo turístico de referencia con una gran oferta gastronómica y de ocio para sus fans.

El hogar de los New York Yankees, situado en el distrito neoyorquino del Bronx e inaugurado en 2009, destaca por su versatilidad y su capacidad para acondicionar el terreno de juego a partidos de fútbol y de béisbol, competiciones universitarias de fútbol americano, conciertos y otros multitudinarios eventos.

Para la temporada 2017, que comienza oficialmente el próximo 10 de abril, el estadio ha incorporado nuevos y amplios espacios en los que los visitantes pueden disfrutar de un ambiente relajado sin perderse un minuto del partido, incluidas varias terrazas con vistas panorámicas del campo, así como el primer club infantil.

Entre las nuevas instalaciones que se presentaron este martes a los periodistas en un tour guiado destacan las cubiertas situadas al lado de las gradas centrales, con bares con conexión USB para dispositivos electrónicos, y en los que se sirven cervezas artesanales, cócteles y una gran variedad de comida.

Ya no se trata solo de perritos calientes, pues en el estadio se puede degustar gastronomía típica de la Gran Manzana y de diferentes rincones del mundo, como los sándwiches de bistec con queso (“philly”) típicos de la costa este, las hamburguesas con pico de gallo y jalapeño e incluso los bollos chinos denominados Bao.

Asimismo, se han incorporado al estadio locales de restaurantes de renombre como Lobel’s, un negocio de carnes de alta calidad frecuentado por la élite política de la ciudad y con más de 60 años de trayectoria.

El estadio alberga el Museo de los New York Yankees, que posee una extensa colección de trofeos y objetos auténticos utilizados en los partidos, relativos al presente y pasado de las leyendas del béisbol.

De este modo, se mantiene viva la historia del antiguo estadio y con ello la conexión emocional con millones de seguidores, que pueden interactuar con objetos como el bate con el que debutó el jugador George Herman Ruth (conocido como Babe Ruth).

Una galería de arte, 51 suites de lujo, un centro de conferencias y banquetes, parques y tiendas convierten a este colosal estadio en un lugar único para los fanáticos de cualquier deporte, en el que, además, han actuado artistas reconocidos como Jay Z, Paul McCartney y Metallica.
 

[ad_2]

Fuente: Panamá América