Violencia en México por el alza de gasolina deja cuatro  muertos

[ad_1]

Saqueos y actos vandálicos desatados por el alza de los precios de la gasolina en México causaron cuatro muertos, alrededor de 300 negocios asaltados por turbas y más de 700 detenidos en tres estados, informaron las autoridades.

El presidente Enrique Peña Nieto defendió la decisión de elevar el combustible. Las protestas del jueves, por el aumento de hasta un 20% en las gasolinas, se convocaron por quinto día consecutivo. Hubo cortes en al menos 25 carreteras —según datos de la Comisión Nacional de Seguridad— pese a que las autoridades llamaron a la calma y que el gobierno federal anunció sanciones para los transportistas que apoyaran los bloqueos.

Asimismo, hubo un despliegue de numerosos efectivos de seguridad, que en lugares como el estado de Veracruz estuvieron apoyados por el ejército y la marina.

Las organizaciones empresariales advirtieron que los cortes en carreteras y puertos y el vandalismo ponían en peligro la distribución de bienes.

Por su parte, la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) indicó que podría haber problemas en el suministro de combustible en algunas zonas.

En un mensaje a la nación el jueves por la noche, Peña Nieto defendió la decisión afirmando que “mantener precios artificiales de la gasolina significaría quitarles recursos a los mexicanos más pobres para dárselos a los que más tienen”, además de que habría puesto en riesgo la estabilidad de la economía.

Asimismo, criticó que en gobierno pasados se “quemaran” miles de millones de pesos en “regalar gasolina” subvencionada. “Sé que el hecho de que las gasolinas se ajusten a su precio internacional es un cambio difícil, pero como presidente mi responsabilidad es justamente tomar decisiones difíciles en el presente, para evitar afectaciones mayores en el futuro”, agregó. Dijo que se reducirá en un 10% el sueldo de los altos mandos federales. 

Durante todo el jueves, una de las regiones más complicadas fue el puerto de Veracruz, donde incluso hubo disparos para disuadir a los saqueadores. La ciudad amaneció el jueves con casi todos sus comercios cerrados después de una noche de vandalismo. La situación continuó durante el día y conllevó la detención de 155 personas según el gobernador, Miguel Ángel Yunes.

Un joven murió en el sur del estado, en el municipio de Agua Dulce, al ser atropellado por un vehículo que trataba de huir de la policía tras saquear un establecimiento, informó la Cruz Roja.

Además, periodistas de The Associated Press constataron la existencia de otros dos cadáveres en una zona cercana a varios establecimientos que fueron saqueados en el puerto de Veracruz.

Un funcionario de este estado —que pidió el anonimato por no estar autorizado a hacer declaraciones— confirmó los fallecimientos pero dijo que la fiscalía investigaba las circunstancias de su muerte. 

[ad_2]

Fuente: La Prensa