Venezuela asegura que no fue aplicada la Carta Democrática

[ad_1]

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, aseguró hoy que no fue aplicada la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos (OEA) a Venezuela, y calificó de “victoria contundente” el resultado de la sesión celebrada este martes en el seno de esa organización.

“No está aplicada o activada ninguna Carta Democrática contra Venezuela, y el día de ayer (…) esas pretensiones de la oligarquía venezolana (…) actuando como cipaya (lacayo) de los centros del poder estadounidenses (…) no fueron acogidas, fueron derrotadas”, aseguró en una rueda de prensa desde la Cancillería venezolana.
En ese sentido, aseguró que la jornada de ayer en la OEA “marcó una victoria para la diplomacia bolivariana de paz”.
Además, criticó que hubiera, según ella, un “plan” que intentaba imponer “chantajes” a países miembros del bloque regional, e hizo un reconocimiento a aquellos que “se mantuvieron de pie”.
“Vimos dos congresistas de los EE.UU. de Norteamérica amenazar groseramente (…) a países miembros de esta organización, países hermanos (…) Repudiamos categóricamente, con mucha fuerza, las amenazas que desde los centros de poderes estadounidenses se han desplegado contra países dignos de nuestra región”, dijo.
Un grupo de 20 países -de los 35 miembros activos de la OEA- consensuaron ayer en Washington una declaración conjunta en la que emplazan a esta organización a concretar una hoja de ruta “en el menor plazo posible” para “apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho” en Venezuela.
El texto, al que tuvo acceso Efe, solo tiene tres puntos y no incluye las demandas de fijar un calendario electoral, liberar “presos políticos” y respetar las decisiones del Parlamento de Venezuela -de mayoría opositora-, que sí recoge la declaración conjunta de 14 países publicada el pasado jueves.
Este documento es el cimiento para una resolución que se preparará en “los próximos días” y fijará “el mecanismo” con el que la OEA dará seguimiento a la situación en Venezuela, según explicó a los periodistas el embajador mexicano Luis Alfonso de Alba, al término de la reunión.

Debate en la OEA mostró la necesidad de un cambio en Venezuela, según opositores

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), aseguró hoy que el debate sostenido el martes en la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre el Gobierno de Nicolás Maduro mostró la necesidad de que se produzca un cambio político en el país.
“Lo sucedido ayer en la OEA deja nuevamente en evidencia la necesidad de un cambio del modelo político existente en el país que privilegia la confrontación antes que el diálogo y que solo permite una visión del mundo: la suya (la del Gobierno)”, reza un comunicado de la plataforma opositora.
La MUD tildó de “camorrera” (conflictiva) a la diplomacia venezolana y celebró que, pese a ello, no se impidiese el debate, por lo que ratificaron su agradecimiento a la comunidad internacional y al secretario general de la OEA, Luis Almagro, por expresar “su apoyo a la exigencia de elecciones inmediatas en Venezuela”.
La MUD celebró además que 20 países, de los 35 Estados miembros (Cuba pertenece a la OEApero no participa desde 1962), consensuaran ayer en Washington una declaración conjunta en la que emplazan a esta organización a concretar una hoja de ruta “en el menor plazo posible” para “apoyar el funcionamiento de la democracia y el respeto al Estado de Derecho” en Venezuela.
Por ello, aseguraron que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, “mintió” hoy al exhibir “una supuesta sensación de victoria”, luego de que esta asegurara que el Gobierno triunfó en dicho debate pues, afirmó, “no está aplicada o activada ninguna Carta Democrática” contra el país suramericano.
La MUD criticó también que la llamada “revolución bolivariana” apelase a la “violencia verbal” frente al “contundente apoyo de 20 países” que pidieron “la realización de elecciones, que se abra un canal humanitario, libertad a los presos políticos y respeto a la Asamblea Nacional”, único poder controlado por los opositores.

[ad_2]

Fuente: La Critica