Varela no retirará a embajador de Panamá en Venezuela

[ad_1]

El presidente Juan Carlos Varela confirmó que no va a retirar al embajador panameño en Caracas,  una medida que sí han adoptado países como Perú, en rechaza al nuevo rol absolutista del régimen de Maduro, sumido en la peor crisis política de Venezuela.

 

En Panamá, abogados internacionalistas y conocedores de las relaciones internacionales han censurado el papel “tibio” que ha asumido Varela (y la Cancillería panameña), que han optado por una postura endeble y poco firme, evitando señalar el grave deterioro de la democracia y del respeto a los derechos humanos que se vive en Venezuela.

 

“El Gobierno de Varela sigue pidiendo diálogo en Venezuela. ¿En qué planeta vive? Hay que condenar enérgicamente el golpe de Estado de Maduro”,  manifestó Guillermo Cochez,  exembajador de Panamá ante la OEA.

 

Insiste en pedir diálogo

Pero Varela respondió a las críticas manifestando que Panamá quiere  “ser parte de la solución y no ahondar en el conflicto”.

 

El presidente  Juan Carlos Varela anunció que propondrá este viernes al gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, que un grupo de países acompañe el proceso de diálogo “para que de una vez por todas ambas partes se sienten” y se den “las elecciones democráticas” en el país suramericano.

 

“Vamos al plantearle al presidente Maduro la posibilidad de que exista un acompañamiento de países aceptados por ambas partes para que de una vez por todos ambas partes se sienten y se evite este conflicto que, sin duda, pude poner en riesgo la vida de seres humanos”, agregó.

 

El mandatario panameño explicó que le presentará la propuesta a Maduro esta tarde vía telefónica y que la idea fue discutida previamente en la cumbre del Mecanismo de Tuxtla, celebrada el miércoles en Costa Rica con la participación de mandatarios de países centroamericanos, México y Colombia.

 

El grupo de países, precisó Varela, se sumaría a los esfuerzos de la Santa Sede y de 3 expresidentes de España, Panamá y República Dominicana para fomentar el diálogo entre la oposición y el Gobierno de Venezuela.

 

Venezuela atraviesa una nueva crisis después de que el miércoles el Supremo decidiese asumir las competencias del Parlamento, de mayoría opositora, una medida que los adversarios de Maduro tildaron de “golpe de Estado” y la fiscal general del país, Luisa Ortega, calificó este viernes de “ruptura del orden constitucional”.

 

[ad_2]

Fuente: Panamá América