Una revancha esperada que promete ser una guerra

[ad_1]

Si el primer combate fue un “peleón”, la revancha promete ser una guerra.

Se trata del combate entre el campeón mundial ligero de la Asociación mundial de Boxeo (AMB), el venezolano Jorge “El Niño de Oro” Linares y el británico Anthony Crolla.

El combate está programado para el 25 de marzo en la arena de Manchester, Inglaterra.

Ambos prometieron una gran pelea y dar lo mejor de sí sobre el cuadrilátero.

“Quiero mi cinturón de vuelta. Esas fajas al frente de nosotros son muy grandes. Tengo mucha suerte de tener una segunda oportunidad y tengo que aprovecharla”.

“La última vez fue una noche muy especial. Había mucha gente y sé que esta vez será mejor. El entorno era perfecto, pero yo perdí contra un gran hombre”, prosiguió el retador.

“Manchester me trató muy bien y estoy muy feliz de regresar. Este cinturón de campeón significa mucho para mí y para mi país”, dijo el “Niño de Oro” Linares.

“Es un nuevo año. Anthony (Crolla) va a ser mejor y viene más hambriento, eso me obliga a mí a trabajar mucho más duro”, continuó el monarca.

En el primer combate, Linares dio una gran demostración al vencer a Crolla por decisión unánime en una pelea llena de acción en la cual ambos demostraron ser dos de los mejores combatientes de este peso.

Al final, el primero se quedó con la faja al anotarse una decisión unánime por 115-114, 115-113 y 117-111 frente a un gran público que exigió la revancha por el buen combate que protagonizaron.

[ad_2]

Fuente: La Critica