Un fotógrafo fue tiroteado en una confrontación entre la policía y drogadictos en Brasil

[ad_1]

Un fotógrafo fue tiroteado y seis agentes resultaron heridos durante un enfrentamiento entre policías militarizados y drogadictos en el centro de Sao Paulo, la mayor ciudad de Brasil, informaron fuentes oficiales.

 

“La situación está bajo control, pero aparentemente fue un tiro de munición real. El reportero (gráfico) fue socorrido, es un momento crítico, pero está estable. El disparo fue de arma de fuego y en la pierna, aparentemente impactó el muslo”, declaró un portavoz de la Policía Militarizada de Sao Paulo.

 

El Hospital Santa Casa de Sao Paulo comunicó que el fotógrafo, identificado como Dário Oliveira y quien prestó servicios para la agencia regional de noticias Código 19, fue herido por “arma de fuego” y sometido a una cirugía, sin previsión de alta médica.

 

La acción policial fue llevada a cabo por efectivos de la Fuerza Táctica, un grupo especializado de la Policía Militarizada, en la zona conocida como Cracolandia, en el centro de Sao Paulo, una región de alto consumo y tráfico de drogas.

 

Durante el operativo, los usuarios de drogas prendieron fuego en colchones y neumáticos para crear barricadas que impidiesen a los policías entrar en la calle Helvetia, que estaba tomada por los insurgentes.

 

“Fue un inicio de agresión por parte de los habitantes (de Cracolandia)”, relató la misma fuente.

 

El fotógrafo “estaba haciendo la cobertura y hubo un enfrentamiento”, apuntó el portavoz policial, quien confirmó que “seis policías fueron heridos” y ocho personas terminaron detenidas.

 

Para dispersar la manifestación y contrarrestar los ataques con piedras, palos y cócteles molotov, la Policía Militarizada utilizó gases lacrimógenos y balas de goma.

 

Otro fotógrafo que participaba de la cobertura, Marcelo Cordeiro ‘Chello’, de la agencia gráfica brasileña Framephoto, fue impactado de raspón por la bala que hirió a su colega.

 

“Nosotros estábamos al lado de la Fuerza Táctica, allí, fotografiando, cuando comenzó el enfrentamiento con los policías y hubo bombas de gas, balas de goma y entonces sentí un golpe en la pierna, al mismo tiempo que el colega que estaba de mi lado (Oliveira) gritó”, relató Chello.

 

Oliveira “salió corriendo y fue cuando vi sangre en él y comenzó el desespero. Todo apunta a que fue una bala real. Yo estaba con la cámara en el rostro y solo sentí el impacto”, completó el fotógrafo, cuyo pantalón y teléfono móvil fueron averiados por el raspón del proyectil.

 

Uno de los manifestantes que pidió no ser identificado contó que el enfrentamiento comenzó porque durante la acción de la Policía una mujer embarazada fue golpeada.

 

“La Policía detuvo a un muchacho, nuestro amigo, lo golpearon y no sabemos dónde está. Cuando golpearon a una mujer embarazada la población se rebeló contra ellos, que nos atacaron con bombas y dieron disparos con balas de goma, hay varios heridos”, resaltó el manifestante, quien exigió “respeto” por parte de las autoridades.

 

Durante la acción, dos camarógrafos, uno de ellos extranjero, fueron abordados por un grupo de drogadictos quienes les robaron sus teléfonos móviles, pero minutos después los aparatos fueron devueltos por los propios asaltantes.

 

La Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Sao Paulo, por su parte, informó que los agentes hacían patrullaje “de área” y en el momento de abordar a las personas se presentó el enfrentamiento “cuando cerca de 300 personas se aglomeraron y comenzaron a poner fuego en basura, lanzar piedras y otros objetos contra la Policía”.

 

La Alcaldía de Sao Paulo debe anunciar en marzo el plan “Redención”, que sustituye el de “Brazos abiertos”, en el que consumidores de droga recibían atención médica y eran alojados en albergues municipales.

 

Con el nuevo plan, la administración municipal espera atender a la población residente del lugar y mejorar las condiciones de seguridad del lugar.

[ad_2]

Fuente: Panamá América