Temer podría perder el cargo por corrupción

[ad_1]

Las alarmas políticas han vuelto a sonar en Brasil, que podría perder a su segundo presidente en menos de un año por supuesta corrupción en la campaña que llevó al poder a la destituida Dilma Rousseff y al actual mandatario, Michel Temer, a la vicepresidencia.

Las finanzas de la campaña de la fórmula que encabezó Rousseff en 2014 serán juzgadas a partir de la semana próxima en la justicia electoral y, si se comprobasen irregularidades, el triunfo en las urnas sería anulado y con ello se pondría fin al mandato de Temer.

En el caso de Rousseff, sería casi una “segunda destitución”, pues perdió el cargo por violaciones a las leyes de los presupuestos en un juicio político que concluyó en agosto pasado, tras el cual Temer heredó el poder por su condición de vicepresidente.

La acusación contra la fórmula Rousseff-Temer fue presentada por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en 2015 y trata sobre supuestos hechos de corrupción y abuso económico en la campaña del año anterior.

[ad_2]

Fuente: Panamá América