Sugieren que EE.UU. y Corea están detrás de muerte de Kim

[ad_1]

Corea del Norte sugirió hoy que Estados Unidos y Corea del Sur pueden estar detrás de la muerte de Kim Jong-nam, hermano del líder del país, que falleció el mes pasado en el aeropuerto de Kuala Lumpur en un aparente asesinato por envenenamiento.

El embajador norcoreano adjunto ante la ONU, Kim In Ryong, aseguró en una conferencia de prensa que, “de la A a la Z, este caso es producto de movimientos insensatos de las autoridades de EE.UU. y Corea del Sur”, en un intento por “manchar” la reputación de su país.
El diplomático cuestionó la versión ofrecida por las autoridades malasias, según la cual el hermano de Kim Jong-un falleció después de que dos mujeres le restregaron el rostro con el agente nervioso VX.
Malasia está buscando a varios norcoreanos que sospecha que organizaron ese ataque químico.
Kim consideró que se trata de algo “absurdo” y que no tiene base científica ni coherencia.
Entre otras cosas, se preguntó cómo las personas que supuestamente llevaron a cabo el ataque no sufrieron daños cuando el VX es letal simplemente con la inhalación o el contacto con una mínima cantidad del producto.
Además, apuntó que ese agente nervioso sólo se produce en unos pocos países, incluido Estados Unidos, y criticó que Washington y Seúl hayan responsabilizado a Corea del Norte del asesinato “cuando las causas de la muerte aún no han sido claramente identificadas”.
Kim insistió en que la voluntad de esos dos gobiernos es dañar a su país y provocar un conflicto.
En ese sentido, aseguró que Corea del Norte continuará con sus ensayos armamentísticos mientras Estados Unidos y Corea del Sur sigan llevando a cabo maniobras militares en la región, unos ejercicios que para Pyongyang ve como preparativos para un ataque en su contra.
El embajador insistió en el derecho de su país a preparar su defensa con ese tipo de ensayos “rutinarios” y aseguró que estadounidenses y surcoreanos están llevando a la región al “borde” de una guerra nuclear.
Kim criticó también las sanciones contra su país impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU y dijo que su país ha pedido al secretario general, António Guterres, celebrar un foro de expertos sobre su legalidad.
Según aseguró, por ahora Guterres no ha respondido a ese llamamiento.

La familia de Kim Jong-nam tiene dos o tres semanas para reclamar el cadáver

La familia de Kim Jong-nam, hermano mayor del líder de régimen coreano asesinado en Malasia, dispone de dos a tres semanas para reclamar su cadáver a las autoridades del país, dijo hoy el ministro malasio de Sanidad, Subramaniam Sathasivam.
“Esperamos que esto se pueda resolver en dos o tres semanas”, dijo el ministro en respuesta a las preguntas de los periodistas sobre qué va a pasar con los restos de Kim Jong-nam, que se encuentran en el tanatorio del Hospital Kuala Lumpur, según el diario local The Star.
El ministro señaló que saben que Kim Jong-nam tenía esposa e hijos y confían en que éstos deseen recuperar el cadáver, pero en el caso de que nadie lo haga, el Gobierno de Malasia adoptará una decisión.
La Policía de Malasia completó la semana pasada la investigación de los restos mortales y entregó estos a Sanidad para que dispusiera de ellos.
Según la investigación policial, Kim Jong-nam murió el 13 de febrero pasado en la terminal de salidas internacionales del aeropuerto de Kuala Lumpur, adonde había ido para regresar a Macao.
Dos mujeres, una indonesia y una vietnamita, le restregaron el rostro con el agente nervioso VX y murió camino del hospital menos de media hora después.
Ambas mujeres, que alegan que creían que estaban gastando una broma, han sido detenidas y acusadas de asesinato.
La Policía busca además a siete norcoreanos: tres que cree que se esconden en la embajada de ese país en Kuala Lumpur y otros cuatro que supuestamente contrataron a las mujeres y abandonaron el país el mismo día del asesinato.
Kim Jong-nam nació en 1971 de la relación entre el líder norcoreano, Kim Jong-il, y su primera concubina, la actriz Song Hye-rim.
El actual líder norcoreano, Kim Jong-un, nació en 1984 del mismo padre y su última consorte, Ko Yong-hui.
El hermano mayor estuvo considerado en su día como el mejor posicionado para heredar la jefatura del régimen norcoreano, pero cayó en desgracia en 2001.
Los últimos años vivió exiliado en China, principalmente en Macao, desde donde atrajo la atención en 2012 por criticar a Pyongyang y su sistema de sucesión.

[ad_2]

Fuente: La Critica