Subsidios podrían salvar a colegios privados de cierre

[ad_1]

Las escuelas privadas, que le ahorran al Estado 360 millones de dólares al año, están en una incertidumbre sobre su subsistencia y esperan que el Estado las subsidie para garantizar su futuro.

El 15 de diciembre próximo el Ministerio de Educación debe dar a conocer una alternativa a los colegios particulares para poder afrontar el aumento a sus docentes, que suman unos 12 mil.

De acuerdo con los centros privados, ellos le ahorran al Estado 360 millones de dólares al año al atender a cerca de 152 mil estudiantes.

La incertidumbre en la que se encuentran los centros educativos particulares y los padres de familia se da en medio de una desaceleración económica, registros de despidos y un alto costo de la vida que ahoga a las clases media y baja del país, que son las más afectadas con el aumento en la matrícula y las mensualidades del sector privado.

Analistas del tema indican que los panameños prefieren enviar a sus hijos a escuelas privadas ante la precaria situación de los centros oficiales.

La economista Maribel Gordón señaló que las escuelas oficiales se han visto deterioradas en su infraestructura por la falta de construcción de nuevos centros y de inversiones en los existentes.

El Estado invierte en educación un 4% del producto interno bruto, lo que es considerado un tanto bajo, según algunos expertos y docentes.

Miembros de la comunidad educativa privada consideran que el Ministerio de Educación no está en capacidad de atender una gran migración de estudiantes de escuelas privadas a las oficiales.

Kathia Echeverría, vicepresidenta de la Unión Nacional de Colegios Particulares (Uncep), explicó que si no hay una solución al tema, muchos colegios particulares, en especial los que tienen una baja mensualidad, no podrán brindar más el servicio el próximo año, afectando a la comunidad estudiantil.

Félix Cuevas, de la Asociación Panameña de Centros Educativos Particulares, explicó que están buscando alternativas que les funcione a los colegios, como la exoneración del impuesto de inmueble y un subsidio, que no precisó. También se considera la posibilidad de que el pago del aumento a los educadores se dé escalonadamente.

El artículo 131 de la Ley Orgánica de Educación señala que los educadores de las escuelas particulares tendrán los mismos deberes y derechos que poseen los educadores del sector oficial, establecidos en la Ley 47 de 1946.

Sin embargo, el Decreto Ejecutivo N.° 601 del 9 de julio de 2015 establece que los cambios en los costos de la matrícula, de la anualidad, de los uniformes y textos escolares deberán ser anunciados seis meses antes de la fecha de inicio de la matrícula del año lectivo.

Es decir, que cuando se anunció el aumento del salario a los docentes del sector público, los colegios privados no tenían previsto el aumento a sus docentes para el año 2017.

Esto, debido a que este incremento no se contempló en el costo de matrícula que se les anunció a los padres de familia para este año lectivo, según miembros del sector.

[ad_2]

Fuente: Panamá América