Su Carnaval fue el más innovador

[ad_1]

Es cierto que el Carnaval ya pasó, pero aún quedan algunas celebraciones, como el Carnavalito, que se realiza en distintos puntos de la geografía nacional. Este año hubo varias reinas que festejaron aniversario desde la última vez que se subieron a un carro alegórico.

Una que está dentro de esa lista es Lourdes Cristina, quien fue reina de Calle Arriba de Las Tablas. Hoy esta panameña cumple 16 años de su reinado.

Esta beldad tableña revela que desde entonces ha estado dedicada a su vida tanto familiar como empresarial, pues cuenta con una empresa de organización de eventos y BTL, también ha desarrollado trayectoria como relacionista. Además, tiene pensado regresar al mundo de la televisión como presentadora de TV en varios programas de producción nacional.

Lourdes Cristina explica que se casó con su novio de toda la vida, el cual la apoyó durante su Carnaval. Producto de este amor y unión, nació su hija, Victoria Cristina, quien para el 2035 será reina de Calle Arriba de Las Tablas. Según, cuenta la exreina, educa a su retoño para que esté preparada para este gran día. Agrega que lo más importante de vivir esa experiencia es disfrutar el momento siendo alegres y compartiendo con sus tunas, ya que en un abrir y cerrar de ojos ya se está coronando a la sucesora.

La también empresaria explica que si formara parte de la Autoridad de Turismo, aparte de incrementar el apoyo económico a cada tuna, incluiría el Carnaval de Las Tablas en la promoción internacional, ya que es sin duda un gran atractivo turístico de nuestro país, es único, original, y cuando un extranjero asiste al Carnaval de Las Tablas, lo disfruta tanto que siempre regresa.

González, quien nos representó en el Miss Mundo, manifestó que el Carnaval de Las Tablas es una tradición de más de 100 años de existencia, es una fiesta que se lleva a cabo gracias a la organización de los tableños, quienes trabajan arduamente, sin descanso, durante un año para sacar adelante todo lo que conlleva el espectáculo que brinda cada tuna y su reina, y llevan años haciéndolo sin apoyo gubernamental, solo con el sudor de los organizadores y el apoyo de patrocinadores.

“Es importante destacar que el Carnaval de Las Tablas representa una gran inyección económica para los habitantes de la región, ya que el comercio se activa, la gente vende comidas, hay fondas, trabajo para electricistas, diseñadores, artesanos, confeccionadores de carros alegóricos, seguridad, cantineros, los hoteles se llenan a tope, la gente alquila sus casas, en fin, mucha gente humilde se beneficia del Carnaval”, indicó Lourdes Cristina.

Y como toda reina, siempre hay anécdotas que contar, y ella manifiesta que una de las experiencias más agradables que puede mencionar fue salir de La Bolívar, la noche del sábado de Carnaval, al Parque Porras, y que la plataforma del carro alegórico en el que bailaba se elevara a la altura de la torre de la iglesia de Santa Librada. “Fue la primera vez que en el Carnaval de Las Tablas se utilizaba un montacargas en un carro alegórico, la gente gritaba eufórica y aplaudía emocionada, ya que fue algo inesperado, innovador e imponente. Fue un momento único, inolvidable e histórico, y marcó una pauta en el Carnaval de Las Tablas, ya que de allí en adelante ha sido utilizado en casi todos los Carnavales posteriores”, expresó González.

[ad_2]

Fuente: La Critica