Siguen malas prácticas de MP en las investigaciones

[ad_1]

La formulación de cargos sin evidencias suficientes, así como el impedimento de acceso a los expedientes y la detención preventiva anticipada, -al igual como ha sucedido en otros casos de alto perfil-, denunció ayer la defensa de la firma Mossack Fonseca en referencia al pronunciamiento de los fiscales que instruyen el expediente contra Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack por blanqueo de capitales.

Guillermina McDonald, abogada de Ramón Fonseca Mora y Jürgen Mossack, explicó que la cuenta bancaria encontrada por el Ministerio Público (MP) fue abierta en el 2003 -2005 para recibir el dinero producto de los honorarios que se iban a devengar, llamada cuenta de administración, en la que el propósito constaba en el banco.

Detalló que al momento de abrirlas se le explicó al agente del banco las cifras que siempre se iban a recibir, sin hacer ningún cambio adicional.

McDonald adelantó que era deber del banco levantar las banderas rojas o las alertas correspondientes y avisar a la Unidad de Análisis Financiero (UAF), de algún movimiento sospechoso, pero eso nunca ocurrió porque -reiteró- en esa cuenta solo entró el dinero producto de honorarios o anualidades de venta de los productos de su representado, a través de sus clientes, personas naturales o jurídicas, nacionales e internacionales.

También que desmintió al MP en cuanto a que la firma no fue la que cerró las cuentas bancarias, sino el propio banco, tras el inicio de las investigaciones.

“Es necesario que el MP indique, para poder hacer la labor de defensa correcta, cuáles son los dineros ilícitos que entraron a esa cuenta para poder demostrar todo lo contrario; así es el juego de este tipo de investigación: usted acusa y yo debo probar todo lo contrario”, alegó la representante de los dueños de la firma en Panamá.

Tanto los fiscales Rómulo Bethancourt y Ricaurte González como el equipo defensor de la firma Mossack Fonseca no revelaron detalles o cifras que se manejaban en estas cuentas bancarias, bajo investigación por el caso Lava Jato.

La defensa reiteró que han interpuesto un hábeas corpus para que la Corte Suprema de Justicia actúe en derecho y examine esa investigación que lleva a cabo el Ministerio Público.

Marlene Guerra, defensa de Jürgen Mossack, aseguró que es una falacia lo que dice el Ministerio Público sobre las cuentas bancarias encontradas.

Agregó que en la primera cuenta se receptan los pagos que hacía su cliente en Brasil, por lo que no hay blanqueo de capital en tal caso como señalan los fiscales. Explicó que si se cometió un delito en Brasil contra la constructora, es un delito tributario y no penal ni de blanqueo.

“Eso está ampliamente expuesto en el expediente y el Ministerio Público no lo quiere sacar”, sostuvo.

Acceso a expedientes

Guerra, defensa de Mossack, señaló al MP de tener secreto sumarial y exigió el acceso total a los 32 tomos del expediente porque hasta la fecha solo han podido leer unos 24 tomos.

“Cómo es posible que se filtre a la prensa escrita panameña la diligencia de la indagatoria de una de las partes; sin embargo, no filtran la diligencia de indagatoria de nuestros representantes Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora”, cuestionó.

Reiteró que hay secreto sumarial para unos, pero para otros no, por lo que pretende que no se le niegue a la defensa los tomos del expediente para hacer una legítima defensa de sus clientes.

“Se está violentando el debido proceso, no hay por qué ocultar nada”, recordó Guerra al MP.

Mientras tanto para la jurista McDonald, los fiscales del Ministerio Público desafortunadamente dijeron que se iban a reunir con sus pares a nivel internacional, pero desaprobó esta acción, argumentando que las reuniones y evidencias tenían que haber llegado al expediente antes de ordenar las detenciones preventivas a sus defendidos para que los clientes a través de la indagatoria pudieran defenderse.

[ad_2]

Fuente: Panamá América