Semana 4: ¡La gran sorpresa!

[ad_1]

Una vez concebido, inicia el proceso de desarrollo del feto. La madre experimenta algunos cambios físicos y es indispensable la asistencia médica.

La semana 4 de embarazo podría definirse como: ¡La gran sorpresa! Tu ciclo menstrual comenzará a presentar diversos cambios. Lo más recurrente es que la ausencia de tu período te haga dudar, reír o llenarte de miedo, sabiendo que quizás puede haber un embarazo en puerta. Algunas mujeres al contrario sangran de forma leve.

La incertidumbre continúa haciendo de las suyas, y sumado a esto, experimentas cansancio, sueño, cambios en la secreción vaginal, náuseas, vómitos, sensibilidad en los senos, rechazo a ciertos olores y sabores. Si hay sospechas de embarazo lo más conveniente es comprar una prueba y consultar con un especialista. Luego de haber apartado las dudas, finalmente te enteras que estás en la dulce espera. ¡Muchas felicidades!

Después de la concepción, comienza el desarrollo y división celular del embrión. En esta fase se irá creando la placenta y la cavidad amniótica, es decir, el lugar donde crecerá el bebé, ése que hasta ahora no podrás ver; ni siquiera con un eco pues su tamaño es mínimo.

Este ser vivo, en la semana 4, lo acompañarán tres capas celulares (interna, media y externa) las cuales estarán compuestas por distintos tejidos. Aunque estés ansiosa, te comentamos que el camino apenas inicia, por ahora el saco embrionario está dispuesto a alojar al pequeño (a) durante los próximos meses.

Datos Eme

  • -Ponte en control con el médico gineco-obstetra.
  • -Lleva una alimentación saludable.
  • -Ingiere mucha agua durante todo el día.
  • -El descanso es vital así como respirar aire puro.
  • -Continúa con tu vida normal y sigue las indicaciones del especialista.

Por Equipo Eme Venezuela

[ad_2]

Fuente: Malltv