Se acabó

[ad_1]

Fue una larga relación de trabajo que se inició desde su formación como boxeador, pero que llegó a su fin.

Se trata del boxeador Jaime Arboleda y su entrenador Rigoberto Garibaldi, quien no seguirá al frente de la preparación del panameño.

El detonante fue la derrota que tuvo el pasado 15 de julio en el Forum de Inglewood, California, Estados Unidos, cuando Arboleda perdió por nocaut en el tercer asalto ante el filipino Recky Dulay.

Ernesto Marcel hijo, apoderado de Arboleda, argumentó que se tomó la decisión debido a que se dieron irregularidades en la esquina que causaron la derrota de su pupilo.

“Aunque no estuve allí, tengo una fuente como el señor Robert Díaz, un alto ejecutivo de Golden Boy Promotions, quien me aseguró que Jaime estaba deshidratado. ¿Qué gana Robert Díaz con decir eso?”, manifestó Marcel hijo.

Igualmente, explicó Marcel hijo, se dio un atraso con el vendaje para el pleito, ya que se lo echaron para atrás dos veces y Jaime no pudo calentar lo suficiente para el encuentro.

Con relación a la pelea, el apoderado manifestó que las indicaciones no fueron las mejores.

“Él es mas alto. Tiene más alcance que Dulay. Por qué ir a la pelea franca”, concluyó Marcel.

Adelantó que el nuevo entrenador de Arboleda está entre un mexicano o un estadounidense radicado en Los Ángeles.

No es un mal agradecimiento, sino que hay que buscar un mejor futuro para Jaime. Vamos a conseguir otro entrenador porque pensamos que la etapa de Jaime con Rigoberto ya se acabó y ya llegó a su límite. Hay que buscarle otro nivel para que el muchacho siga adelante y llegar al objetivo que es ser campeón mundial”, indicó.

No obstante, Garibaldi, quien prefirió dejar este caso cerrado, declaró que si querían cambiarlo de entrenador no había necesidad de inventar que Arboleda estaba deshidratado.

“Él estaba en excelentes condiciones para el combate, no hubo problemas de peso. Lamentablemente salió ese golpe y se perdió. No hay excusas”, expresó Garibaldi.

Agregó que él formó a Arboleda y sin justificación lo cambiaron.

“Todo se lo dejo a Dios. Ya me queda de experiencia este hecho”, indicó el entrenador panameño.

“Hasta el momento, él (Ernesto Marcel) no me ha comunicado del cambio. Ni siquiera me invitó a una reunión que se efectuó la semana pasada del grupo de trabajo”, concluyó Garibaldi.

Por su parte, Jaime Arboleda lamentó la situación dada con Garibaldi, ya que gracias a él se formó como boxeador.

“Es un sabor amargo. Es injusto que se haya dado el cambio, pero yo no puedo decidir en este caso, aunque le sugerí a Marcel que reconsiderara su decisión”, expresó el púgil panameño.

[ad_2]

Fuente: La Critica