Sala Tercera de la Corte Suprema ordena pago de indemnización de servidora judicial

[ad_1]

La Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral de la Corte Suprema de Justicia, mediante resolución de fecha 17 de marzo de 2017, ordenó al Órgano Judicial, a pagar a los señores Nora Armien Vergara y Alejandro Andrade Alegre, la suma de $417,242.79, en concepto de indemnización por los daños y perjuicios materiales y morales, causados como consecuencia del accidente vehicular ocurrido a bordo de un automóvil de la institución, el día 22 de noviembre de 2011.

La resolución de la Sala Tercera, bajo la ponencia del magistrado Cecilio Cedalise Riquelme, el cual contó con el aval de los magistrados Efrén Tello y Hernán De León Batista, refiere que Nora Armien, quien ocupaba el cargo de subdirectora de Servicios Generales del Órgano Judicial, viajaba el día en la que se suscitó el accidente automovilístico, por la carretera forestal que conduce de la ciudad de Panamá hacia Colón, a bordo del vehículo oficial Nissan Frontier de la institución que conducía Alejandro Praez, como parte de sus labores en misión oficial para inspeccionar en ese entonces la nueva sede del Órgano Judicial en dicha provincia de Colón. Como consecuencia de este accidente, la señora Armien sufre la pérdida del brazo derecho a la altura del hombro.

El fallo de la Sala Tercera estableció que, entre los elementos de pruebas, se constató el registro relativo al mantenimiento del automóvil donde ocurrió el accidente, y que se determinó que habían transcurrido aproximadamente 17 meses que no constaba ningún mantenimiento efectuado al referido vehículo del Órgano Judicial. Resalta además que ese hecho es de relevante importancia dentro del presente proceso, ya que de acuerdo a los informes de los peritos, se arriba a la conclusión que el fenómeno o suceso que ocasionó el aceleramiento y falla del motor del vehículo y el consecuente accidente del mismo, fue la falta de mantenimiento al motor del automóvil del Órgano Judicial.

Aunado a lo anterior, el fallo enfatiza que el accidente generó daños y perjuicios a la señora Nora Armien, tanto físico, psicológico y moralmente, al igual que a su familia.

[ad_2]

Fuente: Metro Libre