Roja, en deuda

[ad_1]

En deuda. Así quedó la selección de Panamá que salió abucheada del Rommel Fernández, tras empatar sin goles con Belice en su debut de la Copa Uncaf.

Ante los beliceños, Panamá utilizó 14 jugadores, de los cuales 10 son legionarios y cuatro de la LPF, esto incluyendo los cambios y aunque tuvo la posesión del balón, no ofreció nada diferente a tirar centros.

Panamá salió con José Calderón (Platense, Honduras) en el marco, en la defensa con Michael Murillo, del Sanfra; Azmahar Ariano (firmó para Bucaramanga), Jan Carlos Vargas (Tauro) y Luis Ovalle (Zamora, Venezuela).

En el mediocampo armó con Armando Cooper (Toronto), Aníbal Godoy y Alberto Quintero (San José Earthquakes), Ricardo Buitrago (Juan Aurich, Perú), Edgar Bárcenas (Árabe Unido) y Rolando Blackburn (Saprissa, Costa Rica).

Cambios: Tony Taylor (jugó en New York City) entró por Buitrago.

Abdiel Arroyo (firmó con el Bucaramanga en Colombia) entró por Murillo y Eric Davis (Dac, Eslovaquia) reemplazó a Ovalle.

Los 10 legionarios en esta ocasión no fueron la diferencia como se creía y esto debería poner a pensar a “El Bolillo” para lo que resta del torneo Uncaf y la Hexagonal.

El menos utilizado por el técnico de la Roja es el central Vargas; los otros han estado en la era de “El Bolillo”.

Belice, apostando a la defensa y casi nulo en el ataque, desnudó a la selección de Panamá que el viernes se quedó sin puntería, le faltó profundidad y se abusó del juego aéreo por los laterales ¿Qué nos espera en los otros partidos?

“En el torneo quedamos cuesta arriba, lo que pasa es que empatamos con el equipo que todo el mundo cree que le va a ganar”, admitió Gómez.

“Nos faltó meterla”, agregó al referirse a la falta de definición ante Belice.

Con ese resultado, “El Bolillo” añade que se quedó sin planes para enfrentar a Nicaragua, hoy, a las 6:00 p.m., en el estadio Rommel.

“Este resultado desbarata todo”, lamentó el DT, quien se mostró preocupado por la recuperación de sus jugadores.

La Roja terminó abucheada por la afición, aunque Gómez fue irónico en sus declaraciones.

“Abucheos, yo no oí, soy sordo, pero así es el fútbol, si ganamos somos Gardel (artista fallecido argentino), pero si se pierde, eres el diablo, y hoy (viernes) somos el diablo”, dijo.

“Hay que aguantarla”, admitió.

[ad_2]

Fuente: La Critica