Ricos chicken fingers al horno

[ad_1]

Las salsas agridulces, cremosas o picantes son los mejores acompañantes de este plato.

Se trata de una de esas recetas caseras que, con las variedades regionales y de sazón, integran la carta de cientos de restaurantes en todo el mundo: los chicken fingers.

Aunque muchas veces se les llame “comida rápida”, hay formas en que puedes disfrutarlos sin tanto remordimiento; por esto te dejamos esta sencilla receta para hacerlos horneados, ya sea para un almuerzo o cena rápidos o para servir como pasapalos.

¿Qué necesitas?

  • 1 pechuga mediana de pollo
  • 1 taza de migas de pan
  • 4 cucharadas de aceite de oliva o vegetal
  • 2 huevos
  • 1 manojo de tomillo fresco
  • 1 limón, del cual extraerás el jugo y rallarás la cáscara
  • Sal y pimienta

Preparación

  1. Después de lavar muy bien el pollo, córtalo en tiras de aproximadamente  1.5 centímetros. Trata de emparejarlas para que se cocinen por igual.
  2. En un recipiente poco profundo, mezcla las migas de pan con la cáscara de limón y el tomillo finamente picado. Agrega el resto de los condimentos para crear el empanizado de tus chicken fingers.
  3. Bate los huevos en otro tazón y, éste es el secreto, remoja el pollo primero y luego pásalo por los ingredientes secos. Presiona con tus manos para que todo se adhiera.
  4. Coloca los chicken fingers en una bandeja para hornear, mejor si está recubierta de papel de aluminio. Rocíalos con el aceite y deja que se cocinen por entre 10-12 minutos a 200ºC.
  5. Después, sube la temperatura a 250ºC para que queden doraditos, sin que la carne se seque. ¡Listos!

Tip Eme: Como es un plato familiar, puedes presentar los chicken fingers en una gran fuente en la que ya incluyas una ensalada verde o chips variados.

Por María Gabriela Cartaya

[ad_2]

Fuente: Malltv