Rezan por Fidel

[ad_1]

Familiares y amigos de Fidel Escobar han elevado oraciones al cielo en espera de que el defensor de la selección nacional llegue a un acuerdo satisfactorio con el club portugués Sporting de Lisboa, que le abrió un proceso disciplinario cuya posible sanción debería conocerse hoy.

El jugador panameño de 22 años provocó el disgusto de los directivos del conjunto lisboeta, tras no presentarse a la concentración en diciembre pasado, motivo por el que la Fifa podría inhabilitarlo por un año y medio de toda competición.

Escobar ha aceptado su equivocación y sus seres queridos tienen fe de que esto le servirá de lección.

“Prácticamente él se buscó eso, duele… duele… porque es mi hijo, él no tenía que haber caído en nada de eso, y como madre no sabe cómo me encuentro, pero también me molesta un poco cuando en las redes sociales se hablan cosas que no son”, manifestó Oderay Mendieta de Escobar.

“Yo le dije que no había necesidad de eso, solo estamos a la espera de la decisión que tomen allá, él ha aceptado que falló”, contó.

La señora Oderay dijo que de seguro su hijo aprenderá de esta lección, ya que le dijo que “no se puede estar jugando así con las cosas, pero bueno, a lo que Dios quiera”.

Indicó que espera que, de haber algún castigo, este “no sea tan fuerte”.

“Ese es mi hijo, esto era lo que no se quería, pero hay cosas que no son como la gente está hablando, él va a asumir su responsabilidad, estoy a la espera de la decisión, Dios primero”, manifestó.

Escobar fue el héroe que le dio los tres puntos a Panamá en el partido de la primera fecha de la Hexagonal final de la Concacaf, el 11 de noviembre pasado, cuando con un cañonazo suyo, la Roja se impuso 1-0 en su visita a Honduras.

Hernán Darío “El Bolillo” Gómez ya lo estaba ubicando en la lista de sus hombres de confianza, pero una suspensión podría privarlo de las próximas fechas de las eliminatorias mundialistas.

[ad_2]

Fuente: La Critica