Reprimidos al protestar por vivir entre caca flotante

[ad_1]

Un grupo de residentes del sector Nuevo Amanecer, en Curundú, fue reprimido por antimotines de la Policía Nacional, tras cerrar la avenida Omar Torrijos a la altura de la DIJ.

Los manifestantes, que mantenían bloqueada la avenida con colchones y otros obstáculos, alegaron que están cansados de vivir entre aguas servidas y basura, un foco de infección e insalubridad.

“Estamos inundados de mierda. Varela prometió cero letrina y sanidad básica, pero aquí nadamos entre excrementos”, exclamaron molestos los de Curundú.

Aducen que ni las autoridades locales ni el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) atienden los problemas que confrontan.

Funcionarios del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) se presentaron al lugar para atender al grupo.

[ad_2]

Fuente: La Critica