Reclamos y disconformidad por venta de jamones en La Chorrera

[ad_1]

Cientos de panameños en la provincia de Panamá Oeste formaron fila desde las dos de la madrugada del sábado para efectuar la compra de uno de los jamones ofertados a $8.00 por el Instituto de Mercadeo Agropecuario.

Al igual que en diciembre del 2016, el Ima estableció la naviferia en el campo deportivo de La Seda, en el corregimiento de Barrio Balboa en La Chorrera.

Para la venta del producto se procedió al cierre de una vía, en donde se ubicó el contenedor cargado con 3 mil jamones.

Pese a que en horas de la mañana se registró una pertinaz lluvia, las personas no se resignaron a abandonar la fila.

Para este año, el Ima ha fijado hasta el 22 de diciembre la fecha de venta de jamones en las naviferias, distribuidas en nueve puntos del país.

Tal como se había advertido y para mantener un mejor control de la venta de jamones, los funcionarios del Ima marcaban con tinta uno de los dedos de los compradores.

No obstante, hacia las 11:00 a.m los compradores que no contaban con uno de los 3 mil 500 boletos entregados por el personal del Ima, comenzaron a protestar, exigiendo la venta del producto.

Los compradores insistían en que la institución no se informó de la necesidad de contar con boletos para adquirir los jamones. Quienes protestaron con más ahínco fueron las personas de la tercera edad, que formaban la fila.

Raúl Ávila, director general del Ima, la mecánica de venta de los jamones se había anunciado desde hace tres días atrás a través de los medios de comunicación.

Expresó, además, que quienes no pudieron adquirir jamones en esta primera venta tendrán oportunidad de adquirirlo hasta el 22 de diciembre.

La cifra de jamones a vender en cada una de las naviferias se estimó en base a la cantidad de bolsas de arroz se venden durante el año, En base a ello se distribuyeron 3 mil 500 boletos para ese sector.

Ávila no descartó que para las dos próximas ferias que se realizaran se pudiera aumentar la cantidad de jamones a ser vendidos.

Unas 20 empresas participaron del proceso de licitación para la adquisición de los jamones, de las cuales cinco eran nacionales, ofertando 157 mil piezas de jamones nacionales.

Una vez se comprobó que la reserva de producto nacional estaba agotada, se abrió la invitación de los importadores.

[ad_2]

Fuente: La Critica