¿Quien dijo que tomar licor no es saludable?

[ad_1]


 
Beber alcohol de manera moderada puede aportar una serie de beneficios para la salud, siempre y cuando, claro está, sea tomada en su justa medida, evitando los excesos. 
 
En este sentido, es cierto que no es lo mismo beber un vaso de ron o de licor que una saludable cerveza o una buena copa de vino.
 
Lo más recomendable a la hora de beber alcohol es tomar una copa de vino en las comidas, o bien un vaso de cerveza a la hora de comer, lo cual nos aportará los siguientes beneficios.
 
El consumo moderado de vino y cerveza aporta virtudes cardiosaludables, protectoras del corazón, a la par que son beneficiosos tanto para la salud neuronal como ósea. 
 
En el vino encontramos polifenoles con propiedades y virtudes claramente anticancerígenas.
 
Además, los polifenoles cuentan con beneficios antiinflamatorios, antienvejecimiento, y ayudan a prevenir los problemas gástricos.
 
Mejoran la respuesta inmune contra determinadas enfermedades infecciosas, a la par que pueden ayudar a aumentar las defensas.
 
No tienen un aporte calórico excesivo, por lo que son útiles incluso dentro de una alimentación sana y equilibrada, y en dietas de adelgazamiento.

[ad_2]

Fuente: Panamá América