Protestas y paros

[ad_1]

Entre protestas y paros de labores, transcurrió el primer día de clases en el interior de la república.

En La Chorrera, docentes y padres de familia de la escuela Victoria D’Spiney cerraron la vía Interamericana para exigir el nombramiento de dos celadores.

Durante el año 2016, el sistema eléctrico del plantel fue hurtado en 12 ocasiones, dijo Leonardo García, vocero de los docentes.

Mientras, en el colegio Moisés Castillo Ocaña (MCO) de La Chorrera, los educadores acataron el paro de labores decretado la semana pasada para exigir el traslado a una sede temporal mientras se rehabilita el colegio.

Otro de los planteles que iniciará un paro es el Instituto Profesional y Técnico de La Chorrera (IPTCH), debido a que aún no han sido entregados los talleres y otras estructuras.

En el colegio Pedro Pablo Sánchez, las clases comenzaron de forma irregular al no poderse utilizar 14 aulas y cuatro laboratorios contaminados con hongos.

En Coclé, dos planteles no empezarán por problemas en la estructura, que presenta rajaduras, y sistema eléctrico. En el caso de la escuela Simeón Valderrama de la comunidad de Churubé, en Natá, no hay salones temporales como se había anunciado, mientras que en el María Prados Araúz de Natá no iniciarán de manera regular por la cantidad de zanjas en la escuela.

Unos 7 centros educativos en Colón presentan diversos problemas que no los dejarán empezar. Entre los planteles en esta situación se encuentran la escuela primaria y secundaria de Gatuncillo, con daños en la infraestructura y cerca perimetral.

[ad_2]

Fuente: La Critica