Profesor Moreno sigue prófugo y buscado por Interpol



El profesor Roberto Moreno Grajales ya tiene un año de estar desaparecido y sigue prófugo de la justicia, por lo que es buscado en Centroamérica, debido a que es señalado como el principal sospechoso del homicidio de la docente Diosilda Martínez Villarreal, cuyo cuerpo fue hallado en una fosa ubicada en la comunidad de Saritral, en el distrito de Renacimiento, provincia de Chiriquí.

 

El fiscal de homicidios y femicidios en Chiriquí, Humberto Rodríguez Batista, confirmó que este jueves se realizará una audiencia de legalización de los datos del celular del profesor Moreno Grajales, principal sospechoso del homicidio de la profesora Diosila Martínez, quien desapareció el 11 de noviembre de 2016 y su cuerpo fue ubicado el 5 de diciembre.

 

“Durante la audiencia se solicitará a un juez la legalización de los datos del número de celular que utilizaba el principal responsable del homicidio, el cual brinda nuevos elementos a la investigación”, afirma el fiscal.

 

Explicó que el próximo 15 de diciembre vence el plazo otorgado por las autoridades judiciales para que se investigue el homicidio, pero no se descarta la posibilidad de solicitar una prórroga.

 

El principal sospechoso permanece desaparecido desde el 12 de noviembre de 2016 cuando las autoridades los investigaban por su presunta vinculación.

 

Desde entonces las autoridades de la Policía Nacional (PN), Dirección de Investigación Judicial (DIJ) y el Ministerio Público (MP) desconocen su paradero, y su familia dice que también.

 

Las autoridades del Ministerio de Seguridad mantienen una recompensa de 15 mil dólares a quien de información que dé con el paradero del profesor prófugo y ponerlo a órdenes de un juez de garantías.

 

Las autoridades policiales y el Ministerio Público (MP) manejan información en la que se indicaba que el docente vinculado al homicidio cruzó a hacia Costa Rica.

 

Debido a la posibilidad que haya escapado del país, el fiscal de homicidios y femicidios, Humberto Rodríguez, pidió en una audiencia que se emitiera una alerta internacional por medio de Interpol, para dar con su paradero.

 

“Se mantiene en firme la recompensa de 15 mil dólares a la persona que brinde información precisa sobre el paradero del profesor a quien se le vio por última vez con la docente”, asegura el fiscal Rodríguez Batista.

 

Para hacer efectiva la captura del docente fuera del territorio nacional se emitió una orden de detención contra el profesor Roberto Moreno Grajales, por un Tribunal Superior de  Apelaciones.

 

La docente desapareció el 11 de noviembre del año pasado junto a su hija, la cual fue ubicada en la madrugada del 12 de noviembre abandonada en la vía principal de Divalá a las dos de la madrugada, desnuda y con el cabello cortado.

 

El cuerpo de la docente fue ubicada el 5 de diciembre del año pasado en una fosa ubicada en la comunidad de Salitral distrito de Renacimiento, en una finca propiedad de la madre del profesor, quien actualmente permanece con una medida de arresto domiciliario, al formulársele cargos de cómplice secundaria.

 

Un juez de garantías calificó  en el mes de mayo como compleja la investigación por el homicidio de la docente y ordenó 6 meses más de investigación que terminan en diciembre.



Fuente: Panamá América