Productores de ñame venden cosechas al IMA

[ad_1]

Los productores de ñame de la provincia de Herrera lograron colocar unos ocho mil quintales de la producción del tubérculo, el cual temían se perdiera por falta de comercialización.

Se trata específicamente de la variedad de ñame conocido como “Monja”, el cual remplazó la producción del tipo diamante y que fue comprada por el  Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) a los productores de los distritos de Pesé, Ocú y Las Minas.

El director regional del IMA , Reynaldo González, confirmó la compra del producto y aseguró que se pactó un precio mucho mayor al existente en el mercado, de manera que puedan recuperar la inversión realizada, y continuar con la actividad.

En el mercado local, el precio del quintal de ñame oscila entre 17 y 20 balboas, mientras que el IMA ofreció a los productores 50 balboas por quintal, compra que se finiquitará en el mes de abril ya que actualmente se encuentra en trámites de papelería y documentación.

González aseguró que se realizó una visita casa por casa a los productores para conocer su situación, y a cada uno se le comprará una parte significativa de su cosecha, para ayudarles ante las pérdidas que habían sufrido.

La compra se da luego que los productores denunciaran que la importación y los bajos precios pagados al productor, acababan poco a poco con la producción de ñame en la provincia, uno de los rubros principales de esta región del país.

Mario Valdivieso, productor del rubro en Ocú, indicó que el precio en el que venden el quintal a los comercializadores ni siquiera alcanza para cubrir los gastos de producción, lo que significa grandes pérdidas.

Se calcula que cada productor tiene alrededor de mil quintales acumulados, otros hasta más de mil 500 quintales, los cuales temían que se perdieran dejando a sus familias sin el sustento.

Específicamente la problemática se centró en la variedad “Monja” la cual presentó un exceso de producción, y al ser parecido al “baboso” sus costos eran más altos, lo que dificultó la venta del producto. 

[ad_2]

Fuente: La Critica