Procesarán a 1,151 agentes en estado brasileño que sufrió huelga policial

[ad_1]

El comando de la Policía de Espírito Santo, el estado brasileño en el que una huelga de policías que concluyó esta semana provocó una ola inusual de violencia que dejó al menos 146 muertos, anunció que procesará por rebelión y motín a 1,151 de sus agentes, casi la décima parte de la tropa.

 

La apertura de las respectivas investigaciones administrativas fue publicada en el diario oficial del gobierno de Espírito Santo, estado que cuenta con cerca de 10,000 policías.

 

Como los policías en Brasil tienen estatus militar y tienen prohibido constitucionalmente hacer huelga, el comando de la institución decidió procesarlos por rebelión.

 

Los agentes que paralizaron sus actividades alegan que tuvieron que acuartelarse y abandonar sus labores debido a que sus familiares bloquearon las puertas de los cuarteles para impedirles salir a las calles como una forma de presionar por aumentos salariales y mejoras laborales.

 

El comando de la Policía también publicó una lista de 151 agentes que pueden ser despedidos en caso de ser hallados culpables de rebelión o motín.

 

Los responsables por los procesos administrativos tienen 30 días para realizar la investigación y presentar sus conclusiones.

 

Pese a que algunos familiares de los uniformados aún mantienen pequeños bloqueos en las puertas de los cuarteles, Espírito Santo comenzó a regresar a la normalidad el pasado lunes tras 10 días de paralización de los uniformados.

 

Con el Ejército patrullando las calles y la mayor parte de los policías de regreso a sus labores, escuelas y universidades volvieron a abrir sus puertas, así como los comercios, los bancos, los puestos públicos de salud y el transporte.

 

La llegada a Espírito Santo pocos días antes de 3,000 integrantes de las Fuerzas Armadas y de la Fuerza Nacional de Seguridad Pública permitió reducir la ola de violencia y tranquilizar a la población.

 

De la misma forma, la mayoría de los policías volvió a patrullar las calles esta semana gracias a un acuerdo parcial en las negociaciones para un reajuste salarial.

 

Según estadísticas del sindicato de agentes de la Policía Civil aún no reconocidas por la gobernación regional, en 10 días de huelga policial se registraron 146 homicidios, un número varias veces superior al de todo enero.

[ad_2]

Fuente: Panamá América