Proceder selectivo del MP le resta autoridad

[ad_1]

El Ministerio Público, a través de la procuradora Kenia Porcell y sus fiscales, ha demostrado que no cuenta con solvencia moral, transparencia, ni credibilidad para investigar temas de alto perfil como el caso Odebrecht, debido a la selectividad denunciada por diversos sectores.

El excandidato independiente a la presidencia, el economista Juan Jované, fue enfático en explicar que los métodos que están usando no son expeditos, por lo que se ve claramente que existe una justicia selectiva, ya que se han mencionado personas afines al Gobierno en el escándalo de Odebrecht y no han sido llamadas a realizar una declaración.

Este precedente le deja claro a Jované que parece ser que la cercanía al gobierno del presidente Juan Carlos Varela, de aquellos implicados en actos ilícitos, les brinda la protección de que no serán investigados.

Advierte que las quejas de presiones por parte de los fiscales para que se declaren culpables amparados por la delación premiada está dejando muy mal al país, porque hay que investigar, pero no se puede presionar de esa manera.

“Aquí no se está actuando con la celeridad y con la seriedad necesaria porque el MP con su selectividad que ha hecho de presionar a testigos no le está haciendo ningún beneficio al país. La justicia panameña está quedando deficiente, lo que crea este ambiente de incertidumbre internacional que no nos conviene”, sostuvo.

A consideración de Jované, hasta en las encuestas se refleja lo mal que está actuando el MP en los procesos, lo que denota que nadie en este país confía en el sistema de justicia que está operando.

Vaticinó que mientras eso siga así, habrá problemas, porque no cree que se hará una investigación coherente y realista sobre ningún tema, lo cual conlleva a un Estado fallido.

En tanto, Fernando Cebamanos, del Frente Amplio por la Democracia (FAD), siente que hay lentitud en los procesos, por ello, recomienda que se le exija al MP que vaya hasta las últimas consecuencias en estas investigaciones.

Apela a que desde el gobierno del expresidente Martín Torrijos hasta la actual administración, también sean revisados porque están involucrados en contrataciones.

“Sabemos que la justicia en Panamá es una justicia débil y selectiva, donde se han visto casos de personas que permanecen en la impunidad porque tienen mucho dinero, en cambio otros como el pobre, son condenados rápidamente”, acotó.

Sin embargo, cree que este debería ser el momento para que las autoridades del Ministerio Público cambien el rumbo y sean más contundentes en su accionar porque están en un punto crítico.

“Esa justicia selectiva debe desaparecer, eso es una lucha entre todos. Estamos exigiendo que se cumpla con la función de investigación de todos los casos, sobre todo, en los que se ven que están claramente protegidos por el Ejecutivo”, sentenció el dirigente político.

Miembros de partidos políticos también han venido señalando que el MP solo está para seguir órdenes del Ejecutivo y perseguir así a exfuncionarios, mientras que integrantes del colectivo gobernante y allegados a esta gestión, corren con grandes beneficios en los casos en los que son mencionados.

[ad_2]

Fuente: Panamá América