Primeros auxilios para mascotas – Mall TV Panamá

[ad_1]

Todas amamos a nuestras mascotas, y cuando están en peligro es vital saber cómo actuar en diferentes situaciones. Tener conocimientos sobre cómo aplicar primeros auxilios antes de acudir al veterinario es sumamente importante, debido que con estos cuidados puedes salvarle la vida.

Antes de todo es recomendable tener en casa un kit de primeros auxilios, estos deberían tener: un termómetro recta, inyectadoras de 3cc con aguja, gasas, vendas, algodón, guantes, tijera, agua oxigenada, alcohol, yodo, crema cicatrizante, kit antidiarreico, pastillas para diversas enfermedades para mascotas y el número del veterinario.

Debes identificar rápidamente cuál es el problema, luego colocarle un bozal, ya que se puede poner nervioso y de esta forma evitamos que nos ataque y lo ayudemos con más facilidad. Para comprobar si nuestra mascota respira simplemente podemos observar si su pecho sube y baja. Si necesitas tomar su pulso, lo puedes palpar en la parte interna de las patas traseras.

Heridas y hemorragias

Si la herida es superficial, recorta con una tijera el pelo alrededor de la herida y lávala muy bien con suero fisiológico o jabón, luego aplica solución de yodo o agua oxigenada y véndala. En caso de que sea una hemorragia, lava muy bien la herida y aplica un torniquete, hasta que veamos que haya parado la hemorragia, de no ser así envuelve muy bien la herida y acude al veterinario rápidamente.

Abrasión o heridas en los ojos

Cuando una mascota se llega a frotar los ojos con las patas o contra diversos objetos puede ocasionar heridas o úlceras en la cornea, lo que puede generar una irritación y pérdida visual si no se trata bien. Para esto deberás limpiar con agua de manzanilla la zona, no apliques colirios sin la autorización de un veterinario.

Primeros auxilios para mascotas

Golpe de calor

Con la llegada del verano y las grandes olas de calor, nuestras mascotas pueden sufrir golpes de calor. Los síntomas principales son temperatura recta 42° C, temblores musculares, aumento del ritmo cardíaco, jadeo, salivación excesiva y mucosas. Para tratarlo se debe sumergir en agua fresca, luego colocarle encima una toalla mojada y darle pequeñas cantidades de agua.

Quemaduras

Lo primero que debes hacer es bajar la temperatura de la zona afectada. Para esto es recomendable usar agua fría o suero fisiológico, con esto limpiarás los restos de la piel muerta y la sustancia que provocó la quemadura. Si no cuentas con una pomada específica, no se debe vendar la herida, ya que seria contraproducente.

Convulsiones

Es recomendable no sujetarlo, pero sí se tiene que evitar que se muerda la lengua. Puedes introducir un pañuelo o trapo en su boca. De sufrir un ataque epiléptico, retira todos los objetos con lo que se pueda hacer daño y cúbrelo con una manta. No intentes tocarlo cuando esté en esa condición, debido que puede atacar al no reconocerte. Luego que pase el ataque epiléptico es ideal dejarlo en un lugar oscuro y tranquilo para que se recupere.

Asfixia o bloqueos respiratorios

Puede ser ocasionado por atragantarse con comida u otros objetos, para esto se debe intentar sacar el objeto con la mano o unas pinzas. Si no es posible aplica la maniobra de Heimlich, la cual consiste en aplicar una fuerte y repentina compresión abdominal, debajo de las costillas.

Atropello

En este caso, lo primero que se debe verificar en si tiene las vías respiratorias despejadas. Si tiene dudas, con suavidad saque la lengua de su mascota para que pueda respirar por la boca. Si tiene una hemorragia aplique los pasos que les explicamos anteriormente. Es importante controlar el pulso y la temperatura del animal.

Fracturas o dislocaciones

Trata de inmovilizar a tu mascota tumbándolo encima de una manta gruesa o tabla. Todos los movimientos que realices en él deben ser delicados. No entablilles la lesión si es en las extremidades. Acude al veterinario.

Por Yessica Mardelli

Primeros auxilios para mascotas

[ad_2]

Fuente: Malltv