Presidente del COI pide que delaten a un dirigente olímpico brasileño

[ad_1]

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), el alemán Thomas Bach, ha pedido a los miembros del organismo “ayuda” en forma de información para que su Comisión de Ética determine el alcance del caso Nuzman, expresidente del Comité Brasileño (COB) acusado de comprar votos a favor de Río 2016.

“La Comisión de Ética se ha mostrado activa desde el comienzo de este caso y se ha puesto en contacto con cualquiera que pudiera proporcionarle información. Agradece toda ayuda que queráis darle”, ha señalado Bach en una carta dirigida a los miembros del COI y otros dirigentes deportivos.

En una invitación a sus colegas para que denuncien las irregularidades de las que tengan conocimiento, el presidente subraya que “apreciaría” que “en beneficio de todos” esa información se hiciera llegar “directamente” a la Comisión de Ética o a él mismo.

> VEA TAMBIÉN: COI puede considerar medidas provisionales tras detención de Nuzman

Las reuniones que las comisiones de trabajo del COI mantendrán en noviembre serían una buena ocasión para hacerlo, añade el presidente.

“Como siempre, vuestras ideas, comentarios y propuestas son muy bienvenidas”, apunta.

La Fiscalía brasileña denunció este miércoles a seis personas, entre ellas a Carlos Nuzman y al senegalés Lamine Diack, ex miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), por la compra de votos para adjudicar a Río de Janeiro la sede olímpica de 2016.

Se desconoce qué integrantes de la asamblea del COI pudieron ser sobornados para asegurar su apoyo a la candidatura brasileña, que se impuso a Madrid en la votación final por la sede, llevada a cabo en 2009.

Nuzman, que luego presidió el Comité Organizador de esos Juegos, fue arrestado el pasado 5 de octubre en Río después de que la Fiscalía descubriera sus maniobras para intentar legalizar 16 kilos de oro ocultos en Suiza.

El COI ha suspendido a Nuzman como miembro honorario (jubilado) del organismo y también al Comité Olímpico Brasileño, aunque esta medida no afecta a la participación de sus deportistas en las competiciones internacionales.

<VEA TAMBIÉN: Río de Janeiro se blinda para las Olimpiadas

La carta de Thomas Bach dada a conocer, destinada a “poner al día” a los miembros del Movimiento Olímpico sobre la actualidad olímpica, se abre con una explicación del caso Nuzman.

Bach destaca que gracias al arresto del dirigente brasileño la Comisión de Ética del COI dispuso “por primera vez” de “una base para emprender más acciones”.

El presidente se muestra convencido de que pueden “mirar al futuro con confianza” gracias a las “fuertes medidas de prevención” adoptadas para evitar casos similares.

Pero, admite, “el resultado del reciente referéndum en Innsbruck/Tirol indica que aún hay trabajo por hacer para comunicar los efectos y beneficios de las reformas para las potenciales ciudades candidatas”.

Los habitantes del Tirol austríaco rechazaron el pasado domingo en votación popular la creación de un proyecto para los Juegos de invierno de 2026.

Bach se refiere asimismo en su carta a las investigaciones en torno al dopaje en Rusia y confía en tener las primeras conclusiones durante el mes de noviembre.

“No queremos que este asunto grave empañe los Juegos Olímpicos de PyeongChang 2018”, dice el presidente, que, por otra parte, señala que el COI no tiene conocimiento de “ningún riesgo particular relacionado con la seguridad” para esa cita en Corea del Sur.

El organismo deportivo ha desvelado, al mismo tiempo, otra carta hecha llegar por el suizo Denis Oswald, presidente de la comisión que investiga la manipulación de los controles antidopaje en los anteriores Juegos de invierno, en Sochi 2014, a la presidenta de la Comisión de Atletas del COI, la estadounidense Angela Ruggiero.

<VEA TAMBIÉN: En busca de una historia en Río

El mensaje de Oswald confirma los plazos mencionados por Thomas Bach.

“Estamos completando los análisis forenses tanto de niveles anómalos de sal en las muestras como de arañazos en las botellas, pruebas ambas de manipulación (…). Nuestro objetivo es haber completado todas las comparecencias (de los implicados) para finales de noviembre, con prioridad para los deportistas aún en activo y con competiciones pendientes”, indica.

“Hay un foco particular puesto en seis esquiadores de fondo suspendidos provisionalmente, cuya sanción vence el 31 de octubre”, añade.

La comisión que preside Oswald la forman también el español Juan Antonio Samaranch, vicepresidente del COI, y el francés Tony Estanguet, expiragüista, en representación de los deportistas.

[ad_2]

Fuente: Panamá América