Preocupa implementación de la transparencia fiscal

[ad_1]

Ante una cuarta ronda de evaluación próxima a realizar el Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), surgen los señalamientos hechos por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que persiste en que el país debe fortalecer la transparencia fiscal para preservar su modelo de crecimiento.

Durante su revisión económica, conocida como artículo IV, el FMI advierte que el país debe fortalecer la transparencia fiscal y asegurar el efectivo intercambio de información para mantener su posición como un destino competitivo para la industria financiera internacional.

A pesar de los esfuerzos hechos por Panamá para prevenir el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, sigue siendo cuestionado por parte de entidades internacionales.

El organismo internacional recalcó que Panamá también tendrá que demostrar la instrumentalización eficaz del marco jurídico para poder recibir una calificación positiva durante la evaluación que realizará Gafilat.

La economista Maribel Gordón coincide con este señalamiento al indicar que aunque se han aprobado leyes y normativas, en la práctica no se corrobora esa efectividad de transparencia.

Indicó que se sigue cuestionando el papel que se juega en términos del control de actividad bancaria y financiera en el país, ya que hace falta una política destinada a combatir ciertas irregularidades.

La economista señaló que más allá de que los escándalos de corrupción puedan ser un punto que tienen afectación macroeconómica en el sentido de imagen país, “hay que tener claro que son mecanismos que tiene un alto costo en la generación del producto interno bruto (PIB)”.

Destacó que el crecimiento económico puede verse afectado, ya que Panamá es un país de servicios principalmente.

Panamá se ha comprometido en implementar el intercambio automático de información tributaria para el año 2018, la ratificación de la Convención Multilateral de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) sobre Asuntos Tributarios y la adopción de una legislación interna clave para el intercambio automático de información tributaria, sin embargo, continúa siendo cuestionada su transparencia fiscal.

El economista Juan Jované coincide con Gordón en que Panamá podría tener problemas en la evaluación en cuanto a la implementación de las normas.

Puntualizó que si Panamá no logra demostrar que está cumpliendo con la aplicación de las normas, podría ocasionar que fondos se retiren del sistema y se podrían contraer los créditos, lo que afectaría el PIB, ya que se necesita de préstamos para operar y sería una noticia negativa para la economía nacional.

En el informe, el FMI subrayó que el fortalecimiento de la transparencia fiscal y de la integridad financiera debe seguir siendo prioridad en la agenda de política pública, además de la importancia de encarar las deficiencias persistentes para preservar la posición del país como un destino competitivo y atractivo.

Además, el organismo internacional destacó que el marco legal de “prevención de blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo” debe estar alineado con los estándares internacionales, incluido el convertir los delitos tributarios en delitos precedentes al blanqueo de capitales.

[ad_2]

Fuente: Panamá América