Prácticos de Canal de Panamá insisten en supuestos planes de privatización

[ad_1]

 

EFE| El sindicato que aglutina a los pilotos que conducen a los buques por el canal de Panamá insistió hoy en que existen planes de privatizar algunos servicios de practicaje, como el que ofrecen los remolcadores, un extremo que ya ha negado la directiva de la vía interoceánica. “El practicaje en el canal, desde que este abrió en 1914, es obligatorio. La única excepción son los remolcadores y los equipos flotantes propiedad de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP)”, explicó en declaraciones a Acan-Efe el secretario general de la Unión de Prácticos del Canal, Londor Agustín Rankin.

El practicaje es una serie de servicios que los puertos y los canales brindan a los buques para que puedan navegar por sus aguas. Según Rankin, los sindicatos recibieron el pasado 22 de febrero una nota firmada por el vicepresidente ejecutivo de Operaciones de la ACP, Esteban Saénz, en la que se informaba de las intenciones de la directiva de reformar los artículos 99 y 100 del Reglamento para la Navegación en Aguas del Canal de Panamá.

La ACP, añadió el capitán, pretende “dar una exención de practicaje a embarcaciones menores, como los remolcadores comerciales, y a una categoría de buques aún por determinar por la ACP de manera unilateral”. Con esos cambios en el reglamento, los buques no estarían por tanto obligados a contratar el servicio de remolcadores del canal y podrían acudir a empresas privadas para transitar por ciertas zonas de la ruta acuática, indicó Rankin.

“La finalidad de la ACP es permitir a varias empresas, con las que ya ha firmado contratos, brindar el servicio de remolcadores hasta las esclusas y en los lagos de Miraflores y Gatún, pero no dentro de las esclusas ni en Corte Culebra”, precisó. Esta situación, de acuerdo con los sindicatos, afectaría “la seguridad, la eficiencia y la productividad del canal” porque un capitán acreditado por la ACP debe formarse actualmente durante un dos años y cumplir un mínimo de 520 guardias, mientras que los capitanes de los remolcadores comerciales “no pasan exámenes tan rigurosos de capacitación”.

La ACP dijo la semana pasada que “no tiene dentro de sus planes la privatización de los servicios de remolcadores en la vía interoceánica”. La flota de remolcadores propia del Canal de Panamá “creció 130 %” al pasar “de 20 unidades en el año 2000 a un total de 46 en la actualidad, con mucha mayor capacidad de remolque”, indicó la ACP, que además criticó duramente a tres sindicatos, entre ellos el que lidera Rankin, por lanzarle “ataques infundados”.

“Basta ya de ataques infundados que solamente están orientados a desprestigiar a una institución que funciona con transparencia (…) basta ya de ataques ilógicos a la reputación del Canal frente a sus clientes y frente al país”, añadió el comunicado de la ACP.

El pasado 26 de junio el canal abrió un tercer juego de esclusas, que permite el paso de buques mucho más grande, con capacidad para transportar hasta 13.000 contenedores, y que comenzó a construirse en 2007 con un coste que ya asciende a 5.450 millones de dólares. El canal, por el que pasa cerca del 6 % del comercio mundial y fue construido por EE.UU a principios del siglo pasado, une más de 140 rutas marítimas y 1.700 puertos en 160 países distintos.

[ad_2]

Fuente: Metro Libre