Por qué son infieles las mujeres

[ad_1]

Podríamos estar horas imaginando el alboroto que se armó cuando, en 1877, Tolstoi publicó la historia de Anna Karenina, aquella aristócrata que estando casada y con un hijo, no solo se enamoró de un guapo conde, sino que por él dejó a su familia desatando un drama épico comparable con alguna telenovela muy culebrera de hoy en día. Y es que la infidelidad siempre está allí, vigente y amenazante sin distinguir género, porque nadie va a decir que los hombres son los únicos capaces de engañar a su pareja. Las mujeres infieles ya no son una rareza, pero ¿por qué lo hacen?

El psiquiatra y psicoanalista chileno León Cohén explica que la infidelidad femenina se da sobre todo en aquellas mujeres que tienen una vida más autónoma, son más autosuficientes y no están dispuestas a tolerar el sometimiento a una insatisfacción crónica e incomprendida por parte del hombre.

En una entrevista publicada en el diario El Mercurio, el experto detalla que muchas veces las mujeres pueden ser infieles no necesariamente con hombres que les provoquen una excitación sexual o porque son más atractivos que sus maridos, sino porque resultan más gentiles, más amables y más acogedores con ellas que sus parejas.

“El asumir sus derechos también a ser queridas y deseadas es un índice de desarrollo de las mujeres como personas, un cambio y una posible puerta al reconocimiento de los conflictos por parte de los hombres en su encuentro con las mujeres”, puntualiza el experto.

Hablan ellas

Consultamos a algunas de nuestras lectoras sobre su opinión con respecto a la infidelidad y sus experiencias en este sentido. Dejamos aquí algunos testimonios y te invitamos a dar tu opinión.

“Las mujeres también tenemos tentaciones hasta mucho más fuertes que los hombres. Siempre, pero SIEMPRE hay alguien quien te diga cosas bonitas, que te hagan sentir querida, valorada, con vida. Eso es fácilmente controlable, si la persona que está a tu lado, AL MENOS, te respeta, porque la mujer por naturaleza no anda de cacería…”, Rosalba.

“Aunque yo he sido infiel considero que la fidelidad puede existir cuando en realidad consigues el complemento de tu vida”, Xabri.

“Creo que la infidelidad no es 100% culpa de quien la comete, es muchas veces consecuencia de una sumatoria de factores donde ambos miembros de la pareja tienen responsabilidad en partes iguales. Nadie busca afuera lo que tiene en su casa”, Marian.

“Tengo 9 años de casada y jamás le he sido infiel a mi esposo. Yo preferiría terminar la relación antes de tener una infidelidad. No hay que hacer lo que a uno lo le gusta que le hagan…”, Nahir.

“Sin dudar, la fidelidad sí es posible y viene atada al respeto y al amor”, Amelia.

“Fui infiel porque sentí que mi novio ya no me prestaba tanta atención como antes y había otra persona a quien, al parecer, sí le importaba…”, Lilí.

“Con la cantidad de cuernos que me puso mi esposo, era muy difícil aguantar sin mover un dedo. Fui infiel porque me dejaba mucho tiempo sola, porque me sentía triste y no amada, y esa persona especial se tomó su tiempo para hacerme sentir especial, atractiva y querida. Hoy, no creo en la fidelidad”, Mercedes.

Por Adriana Terán

[ad_2]

Fuente: Malltv