Poderosa corrupción

[ad_1]

Cuando repasamos la historia republicana y los hechos más recientes de la vida pública del país, tenemos que reconocer que la corrupción es un mal que corroe a todos los niveles sociales y los corruptos se han convertido en poderosas maquinarias que doblegan a la justicia e inclusive la voluntad ciudadana necesaria para combatirla y arrinconarla.

Mientas los corruptos no lleguen a los tribunales y los jueces no emitan severas y ejemplares condenas, todo será mero discurso.

[ad_2]

Fuente: Metro Libre