Peligrosa tormenta

[ad_1]

El huracán Irma se convirtió ayer martes en una peligrosa tormenta de categoría 5, la más poderosa que ha afectado el Atlántico en la última década y avanza hacia las islas del norte del Caribe en una ruta que podría llegar eventualmente a Estados Unidos.

Conforme se ha fortalecido el fenómeno mientras se acerca a las Antillas, el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos dijo ayer que se trata de un fenómeno “potencialmente catastrófico”.

De continuar su ruta, el meteoro podría llegar al estrecho de la Florida, donde el agua es lo suficientemente caliente como para intensificar la fuerza del huracán, con vientos de hasta unos 350 kilómetros por hora, advirtió Kerry Emanuel, profesor de meteorología del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

“La gente que vive ahí (en los Cayos de la Florida) o tienen propiedades ahí están muy asustados y deberían estarlo”, consideró el especialista.

Irma tenía vientos máximos sostenidos de cerca de 295 kilómetros por hora (185 millas por hora) a las 1800 GMT, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes. El vórtice se ubicaba a 290 kilómetros (180 millas) al este de Antigua y a 295 kilómetros (185 millas) al este-sureste de Barbuda el martes por la tarde.

Las autoridades de las islas del noreste del Caribe cancelaron vuelos ayer martes, cerraron escuelas y pidieron a la gente que se mantenga a cubierto mientras el huracán se acerca a la región.

“Esto será algo sin precedentes”, dijo el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló. Anunció que solicitará al presidente Donald Trump que declare el estado de emergencia para contar con los recursos para enfrentar eventuales desastres.

“José”, la décima tormenta tropical del año en la cuenca atlántica, se formó en aguas abiertas del Atlántico y podría convertirse en huracán el próximo viernes y seguir la estela del potente huracán Irma.

[ad_2]

Fuente: La Critica