Panamá, sin aprovechar al 100% ampliación canalera

[ad_1]

El Canal de Panamá cumple 17 años bajo administración panameña, durante los cuales ha tenido que enfrentar grandes retos, como la culminación de su ampliación, sin embargo, hasta la fecha, no todo el país aprovecha la existencia de una vía interoceánica, ni mucho menos, su ampliación.

Según los expertos, se necesita que las empresas panameñas, con la ayuda del Estado, puedan lograr atender más barcos que transitan por el Canal para que todo el país se beneficie por igual.

“Es importante enfocarnos como país y empresa privada en cómo lograr aumentar los volúmenes de venta de servicio a los barcos, ya sea en la venta de combustible, suministros, manejar de forma más eficiente a los tripulantes que quieran desembarcar en Panamá, entre otros”, sostiene el presidente de la Cámara Marítima de Panamá, Rommel Troetsch.

Troetsch considera que la agroindustria y la industria manufacturera deberían aprovechar la conectividad marítima que representa el Canal y los puertos y así poder generar más productos agroindustriales para la exportación.

“Con la mejor conectividad marítima del continente, tenemos quizás la exportación más baja de los países de América Latina”, dijo.

De acuerdo con estadísticas de la Contraloría General, las exportaciones de Panamá han bajado 10.1% hasta octubre pasado, en comparación con igual periodo del año anterior.

Aunado a este factor, el sector agropecuario también atraviesa por una crisis, debido al abandono de las autoridades y falta de una política de Estado, lo que impide poder aumentar la producción para la exportación.

Sin embargo, a pesar de esta situación, el Canal no se detiene y sigue en busca de nuevas oportunidades a través de nuevos proyectos con actividades complementarias a su funcionamiento, como es el caso de un puerto de contenedores en Corozal, entre otras, sin embargo, también enfrenta algunas competencias alternas.

Troetsch indicó que ante esta situación hay que revisar las estrategias de la institución de forma que pueda enfrentar con mayor facilidad estas amenazas.

“El Canal enfrenta el reto de competir con el Canal de Suez, el cual le quitó algunos servicios desde el año 2012 y también existe la ruta por el cabo de Nueva Esperanza, donde los barcos pueden regresar a países asiáticos sin pasar por el Canal de Panamá en su ruta de regreso”, dijo Troetsch.

“Los panameños hemos logrado mucho durante estos 17 años: reafirmamos nuestra capacidad para administrarlo, en nuestra primera decisión soberana sobre el Canal, dijimos sí a la ampliación y luego superamos los retos que nos permitieron inaugurar en junio pasado el Canal ampliado”, expresó el administrador del Canal de Panamá, Jorge Quijano.

Además, el pasado 26 de diciembre, el Canal ampliado cumplió seis meses de operación con el tránsito aproximado de 600 buques neopanamax.

El Canal al cierre del año fiscal 2016, que terminó el pasado 30 de septiembre, registró el tercer mejor comportamiento de su historia, con 330.7 millones de toneladas de capacidad de carga, en medio de un año con disminuciones para el crecimiento del comercio mundial.

El aporte del Canal en el 2016 al Tesoro fue por el orden de $1,013.1 millones, lo que suma $11,600 millones en 17 años.

[ad_2]

Fuente: Panamá América