Niegan uso de matadero La Chorrera

[ad_1]

El alcalde de La Chorrera, Tomas Velásquez, rechazó el pedido del Ministerio de Salud (Minsa) de utilizar las instalaciones del matadero municipal para sacrificar 58 reses infestadas con el bacilo de la tuberculosis.

Los bovinos a sacrificar se encuentran en la finca La Montana, ubicada en el distrito de Antón, provincia de Coclé.

Según el alcalde Velásquez, el matadero municipal no está autorizado para sacrificar reses procedentes de otras provincias al no contar con una certificación nacional, la cual debe otorgar el Minsa.

Hoy, jueves, funcionarios del Minsa y Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) se reunieron con la administración alcaldicía para debatir el uso del matadero municipal para este fin.

Velásquez argumento además, que por parte de los matarifes existe preocupación por riesgo de contaminación de las instalaciones y ganado a sacrificarse posteriormente en este macelo.

La propuesta del Minsa establecía que el pago de los costos por el sacrificio del ganado enfermo con tuberculosis y desinfección general de la planta, serían pagados por el representante legal de la finca La Montana.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Ganaderos de Panamá Oeste, Donatilo Tejada, dijo que la posición del gremio es respaldar la decisión de la alcaldía.

Con el traslado de animales enfermos con tuberculosis se estaría poniendo en riesgo el hato ganadero de esta provincia, el cual supera las 135 mil reses en 2 mil 135 fincas dijo Tejada.

Calificó además de “irresponsable” la posición adoptada por el Mida “a quien se le ha escapado de las manos este problema”, el cual data de más de un año.

Por su parte el director nacional de Salud Animal del Mida, Bredio Velasco, indicó que ante la decisión de la alcaldía de La Chorrera, las reses deberán ser sacrificadas en mataderos de la provincia de Coclé.

En total son 38 bovinos con los cuales han dado positivo a las pruebas de tuberculosis mientras que otros 20 están bajo sospechas y que también serán sacrificados.

Según el funcionario del Mida, la necesidad de un matadero para el sacrificio de las reses enfermas es por la preservación y calidad de las muestras que se deben extraer de los órganos de los bovinos.

Dijo además que se están explorando otras opciones como el matadero ubicado en Juan Díaz, en la provincia de Chiriquí y Los Santos.

Velasco, indicó que las reses con el bacilo de la tuberculosis podrían  haber ingresado a esta finca en el 2010, en un grupo de reses que ingresaron al país.

 

Haz clic aquí para responder, responder a todos o reenviar

 

[ad_2]

Fuente: La Critica