Negociado con extranjeros perjudica a obreros panameños

[ad_1]

El secretario general de la  Unión General de Trabajadores   de Panamá (UGTP), Aniano Pinzón, aseguró que el negociado que existe con los permisos de ingresos y de trabajo a los extranjeros se está saliendo de control y está perjudicando a la clase obrera panameña, que tiene que competir con una mano de obra más barata y dispuesta a laborar en cualquier clase de empleo.

Según el sindicalista, además de trabajar por menos dinero, a los extranjeros no se les paga ninguna prestación, como seguro social, vacaciones o  XIII mes y esto ha perjudicado a la mano de obra local, ya que mientras existan personas dispuestas a trabajar bajo estas condiciones, los empresario simplemente no se molestarán en ofrecer una mejor calidad de empleo.

“Las personas están equivocadas, no es que al panameño no le gusta trabajar, sino que exige que se le paguen todas sus prestaciones y se respeten sus derechos y no están dispuestos a trabajar donde se les explote, pero a los extranjeros esto no les interesa”, recalcó Pinzón.

Destacó que las autoridades son las únicas culpables de esta situación, empezando por el negociado que hay en Migración, que son los culpables que el país esté en esta situación, ya que no se molestan en dar un seguimiento a los supuestos turistas que entran al país y si están trabajado o como se mantienen, no lo hacen porque este es un negocio.

“Si en Migración llueve en con el tema de los permisos de trabajo y de estadía no escapa, porque aquí hay otro negociado  de millones de dólares que está acabando con el país”, precisó.

Pinzón destacó que el ministro de Trabajo debería suspender ya los permisos de trabajo para los extranjeros, como se hizo con las visas para profesionales,  sin embargo, si uno se da una vuelta por esta entidad está llena de extranjeros todos los días, pagando más de $2.000 por un permiso de trabajo.

Según Pinzón los diferentes gobiernos a través de programas como: Crisol de Razas han permitido el ingreso masivo de extranjeros que obviamente van a entrar al mercado laboral, como si aquí hay escasez de profesionales.

Destacó que en Panamá se ha dado una concepción errada sobre el trabajo de los extranjeros, porque una cosa es el trabajador migrante, que llega a ocupar puestos en los que no hay nacionales con todos sus permisos y la otra son las personas que llegan con visa de turistas y se ponen a trabajar de manera ilegal, que es lo que está sucediendo actualmente en el país.

[ad_2]

Fuente: La Critica