Muere ciudadano por quemaduras

[ad_1]

El colombiano Javier Henríquez Hernández tenía 42 años al morir la madrugada de ayer, miércoles, víctima de las graves quemaduras que sufrió al incendiarse su vivienda.

El incendio ocurrió en su apartamento, el número 6501, del barrio Caína, en Arco Iris, de la provincia Colón, el lunes.

Hernández estaba recluido en la Sala de Quemados del Hospital Santo Tomás, en la ciudad de Panamá, desde el día del incendio, pero no resistió la batalla contra la muerte.

El día de los hechos, Javier estaba dormido y al despertar producto de la candela, no pudo encontrar la llave para abrir la puerta, la cual tenía múltiples cerraduras, por seguridad, y los vecinos que intentaron auxiliarlo, tampoco pudieron abrir la estructura y solo les quedó ser testigos de los desesperados gritos del ciudadano pidiendo socorro.

Los médicos no le daban esperanzas a la familia, porque los órganos internos de la víctima había sido afectados por el fuego.

Cuando llegaron las unidades del Cuerpo de Bomberos, los vecinos se unieron a la lucha del rescate, pero ya Javier tenía serias quemaduras en su cuerpo.

Las autoridades presumen que el fuego fue provocado por un corto circuito de algún artefacto eléctrico.

Se investiga el suceso.

[ad_2]

Fuente: La Critica