Momentos de sorpresas y gloria

[ad_1]

La temporada hípica de 2016 fue para la hípica como una montaña rusa: tuvo sus puntos altos, sus momentos de intensidad, pero sobre todo, un cúmulo de adrenalina.

Los protagonistas fueron, sin duda, la generación de ejemplares nacionales de tres años de edad.

Sobre el final de la campaña, una alazana de nombre Tigre Mono se llevó el evento cumbre de la región al imponerse el 11 de diciembre en el clásico Internacional de Caribe, disputado en Puerto Rico. Tres de las primeras cuatro posiciones fueron para caballos panameños, toda vez que Chantik terminó detrás de Tigre Mono y Dynamo alcanzó la cuarta casilla.

En esa Serie del Caribe, que tuvo cinco competencias entre representantes de cuatro países, terminó con otros dos galardones, ya que Hombre Con Fe y Salustio, también de Panamá, ganaron las copas Velocidad e Invitacional del Caribe, respectivamente.

Un capítulo aparte requiere la potranca Chantik. Esta hija de Concerto en Estefanía ganó cinco clásicos en 2016 incluyendo las tres de la triple corona reservadas para las de su sexo y dos en la versión abierta en la que se medió a los machos ante los que quedó a un tris de ser la primera yegua en ganar dos triplecoronas en un año.

Batacazo presidencial

La carrera más importante del país se constituyó, en la versión de este año, una carrera para la historia. Luego de 11 años, finalmente una potranca pudo alzarse con los honores y esta fue Queen Pearl.

Contrario a todos los pronósticos, esta yegua se presentó en los tramos decisivos de la carrera que tuvo más de 100 mil dólares en premios y se disputó sobre 2,100 metros, pasó sobre un grupo compuesto por otros 11 ejemplares para imponerse y pagar más de $160 a ganador.

José Beitía ganaba su primer Presidente, en tanto que el entrenador Luis A. Paz Rodríguez ensillaba su tercer ganador en esta carrera en los últimos cuatro años.

 

Látigos del año

Este fue un año interesante en materia de los jinetes.

Wigberto Ramos controló casi toda la campaña en cantidad de ganadores hasta que decidió viajar hacia Arabia a continuar su campaña, al igual que lo hizo Omar Hernández que lo escoltaba en ese momento.

Ramos se mantuvo hasta el final como líder, y Hernández quedó tercero.

Luis E. Arango volvió a ser uno de los más sobresalientes, principalmente en el reglón referente a los clásicos ganados, además de un extraordinario 30%. Mientras, Lorenzo Lezcano hizo un extraordinario comeback, tras varios años de ausencia, lo cual le permitió escalar hasta el segundo puesto en la lista de los 10 grandes.

 

Otras novedades

La temporada 2016 también permitió al entrenador Alberto Paz Rodríguez extender su racha como campeón de las estadísticas entre sus colegas, al tiempo que Haras Cerro Punta y su padrillo Concerto fueron dominantes en la mayoría de las divisiones para caballos nacionales.

[ad_2]

Fuente: Panamá América