MIENTRAS LLEGA LA 13…

[ad_1]

Han pasado tres años y seis torneos en los que el Tauro FC, uno de los equipos más grandes del fútbol local. El segundo más ganador -para ser específicos-, con 12.

Con la llegada de gente como Armando Polo, Jesús “Chuito” González y la vuelta de Marcos Sánchez, el conjunto “albinegro” envía un mensaje claro de que quiere de una vez por todas terminar con la sequía.

Y es que mientras los “toros” no han podido abrir la champaña, se han registrado varios hechos históricos en la Liga Panameña de Fútbol (LPF).

Fin de la condena

Plaza Amador acabó con su maleficio de no conquistar coronas, el cual duró 11 años y finalizó con la corona obtenida en el Clausura 2016 (sexto cetro).

Un doloroso adiós

Chepo FC, cargado de problemas económicos, decidió poner fin a su andar en la LPF. El Clausura 2016 fue su último certamen.

Superan a “Matagatos”

Enrico Small, del Árabe Unido, se adueñó del nuevo récord de más goles en una sola temporada de la LPF, al convertir 16 en el Apertura 2016, superando los 14 de Luis Rentería, en 2012.

Sorprendente invicto

Plaza Amador se convirtió en el primer club en llegar invicto a una final de la LPF.

Doble ascenso

Con la desaparición del Chepo FC, dos elencos subieron a la primera división de un solo tiro. Santa Gema (se lo ganó deportivamente) y el Atlético Veragüense compró el cupo de los “tigrillos”.

Cierre y reinauguración

El coliseo más usado para la LPF, el Luis Ernesto “Cascarita” Tapia, cerró sus puertas, fue remodelado, y ya volverá a abrir. Lo mismo ocurrió con el Agustín “Muquita” Sánchez. Igualmente se dio la reapertura del Armando Dely Valdés.

[ad_2]

Fuente: Panamá América