México,de país de tránsito a país de acogida para refugiados

[ad_1]

Con un aumento de 154,6 % de las peticiones de asilo en 2016, México consolida su paso de país de tránsito a país de acogida, una tendencia que previsiblemente se mantendrá y reforzará por las políticas migratorias del presidente de EE.UU., Donald Trump.

El país pasó de recibir 3.424 solicitantes en 2015 a 8.781 en 2016, de acuerdo con las cifras de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

La mayoría de estas peticiones (un 86,6 %) provienen de Honduras y El Salvador.

Para este año, “podríamos llegar a tener alrededor de 20.000 solicitudes”, teniendo en cuenta el crecimiento experimentado en los meses anteriores y el hecho de que la situación de violencia en los países de origen no ha mejorado, dijo a Efe el jefe de la Unidad de Protección de Acnur en México, José Francisco Sieber.

“Estos números lo que reflejan es que México, cada vez más, más que ser un país de tránsito es un país de asilo o de destino”, subrayó.

Sobre papel, México cuenta con una legislación que se abre como una opción por la que podrían optar las miles de personas que recorren cada año el país rumbo a Estados Unidos y que ahora ven cómo esta nación cierra sus puertas a la migración.

[ad_2]

Fuente: La Critica