Mario Vargas Llosa pide a expresidentes Toledo y Humala aclarar vínculos con Odebrecht

[ad_1]

El Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa instó el miércoles a los expresidentes Alejandro Toledo y Ollanta Humala, a quienes apoyó en el pasado, a aclarar las acusaciones que enfrentan en el escándalo de corrupción de la brasileña Odebrecht en Perú.

“Los estadistas corruptos, presidentes, ministros, funcionarios, deben ser castigados e ir a la cárcel”, dijo Vargas Llosa, quien visita su ciudad natal Arequipa, mil km al sur de Lima, en compañía de su novia Isabel Preysler. “Por supuesto (que me siento decepcionado)”, admitió en relación al escándalo en que están envueltos ambos políticos a quienes respaldó en sus aspiraciones presidenciales.

“Un hombre público debe cumplir con la ley, ser el ejemplo para que los ciudadanos cumplan con la ley. Si han delinquido, hay que exigir que sean muy severamente sancionados”, resaltó Vargas Llosa.

El escritor peruano aseguró que Toledo (2001-2006), habría cometido un delito, aunque en el caso de Humala (2011-2016), matizó que más bien incurrió en una infracción a la ley peruana.

“En el caso de Alejandro Toledo me parece muy claro, en el caso de Ollanta Humala no me parece demasiado claro porque aparentemente si hubo delito, el delito consistió en que le dieron dinero para una campaña electoral, algo que no estaba prohibido en Perú”, dijo Vargas Llosa a periodistas en Arequipa.

Los dos expresidentes son investigados por la fiscalía en el marco del caso de corrupción que protagonizó Odebrecht en Perú. Toledo es acusado de haber recibido una coima de 20 millones de dólares para otorgar a la empresa brasileña la concesión de la construcción de la carretera interoceánica, entre Brasil y Perú, inaugurada en 2006.

Un juez pidió prisión preventiva para Toledo, quien reside en California, Estados Unidos, donde trabaja como investigador en la Universidad de Stanford. Perú gestiona su extradición desde hace más de un mes.

“Espero que Toledo regrese al Perú o lo regresen, que venga y dé una explicación, que se defienda con todas las garantías que debe tener en un sistema democrático. Si se demuestra que ha delinquido, debe ser castigado”, afirmó el Premio Nobel de Literatura 2010.

Humala, por su parte, es investigado por un presunto aporte de tres millones de dólares de Odebrecht para la campaña electoral que lo llevó al poder en 2011. “No era algo que parecía correcto, era un dinero que le regalaban para su campaña electoral. Si se comprueba que lo hizo, cometió una grave falta de tipo ético, pero no un delito porque no está prohibido en nuestra legislación que un candidato reciba un regalo para gastarlo en su campaña electoral”, señaló. Aunque, si Humala “ha delinquido, debe ser juzgado y sancionado”, agregó.

[ad_2]

Fuente: La Prensa