Los moradores de Los Guayabos se cuestionan la mala calidad del agua

[ad_1]

Una agua insalubre con heces de sapos y hasta de monos es la única opción que les ha quedado a los moradores de Los Guayabos, de Macaracas, para suplir sus necesidades.

Los moradores denunciaron que hace 15 días se cortaron las tuberías que conectan a la toma de agua, que se ubica en una finca privada, y esto ha afectado a un promedio de 50 personas de la comunidad.

Alberto Vega, representante de Las Palmas y residente en Los Guayabos, informó que el daño fue de 16 tubos y esto ha provocado que los trabajos en el cementerio se suspendieran, y el agua en la escuela primaria también fue afectada.

Indicó que los moradores tienen que utilizar el agua del río El Cacao, y a las personas adultas mayores y enfermas se les hace difícil.

[ad_2]

Fuente: La Critica