Los amuletos

[ad_1]

Los amuletos. Así conocen a los panameños en el Platense de Honduras, y ayer no fue la excepción.

En el arranque del campeonato catracho, los panameños volvieron a marcar la diferencia para el Platense en el estadio Excelsior de Puerto Cortés, cuando recibieron al Motagua, en la llamada revancha de la final pasada.

Platense jugó de menos a más y logró imponerse al Motagua por 2-1, donde el panameño Brunet Hay Pino inició el torneo con pie derecho.

Motagua abrió el marcador por intermedio de Marco Vega, a los 23 minutos del partido, pero Hay Pino puso la igualada 10 minutos después. El tanto del panameño fue de cabeza.

Cuando faltaban siete minutos para terminar el juego, Fredy Medina anotó la segunda diana para el Platense.

En este partido, también jugó el defensa central panameño Richard Dixon, durante los 90 minutos.

En el Platense también milita el portero José Calderón, quien está con el seleccionado panameño que se prepara para jugar la Copa Centroamericana.

Con el trío de istmeños, Platense logró, para sorpresa de muchos, llegar a la final del fútbol catracho, donde cayeron precisamente ante Motagua.

En el torneo pasado, el extaurino Hay Pino envió el balón a las redes en nueve ocasiones y fue el segundo mayor goleador de su equipo.

Otro panameño que vio acción en las ligas de la región fue el chorrerano Amir Waithe con el Carmelita de Costa Rica.

El Carmelita terminó igualado con la Universidad de Costa Ricia a cero goles, en la primera fecha del Torneo de Verano de Costa Rica.

El exfranciscano Waithe jugó los últimos 15 minutos del partido.

[ad_2]

Fuente: Panamá América