Legado especial

[ad_1]

La próxima semana Panamá será el centro de atención de gran parte del continente cuando se realice la tercera edición del Latin America Amateur Championship. Este evento le dará al ganador la experiencia única de jugar el Masters.

Mark Lawrie, director para Latinoamérica y el Caribe de la R&A, conversó ayer con 10deportivo acerca del torneo y su importancia para la región.

¿Qué motivó a organizaciones tan importantes como el Masters, la R&A y la USGA a crear el LAAC?

La historia real del LAAC comienza con el Asia Pacific Amateur, que fue el disparador para crear este evento en una zona de mucho potencial como lo es América Latina. Con el LAAC, además, buscamos una experiencia que sea más completa, un legado que deje enseñanzas. No es solo el legado de los jugadores en la cancha, acá tienen que beneficiarse los superintendentes, la gente que trabaja en la organización, todos.

Cuando asumió el cargo de director regional de la R&A, ¿cuál fue la principal meta que se fijó?

Las premisas en cuanto al golf directamente son generar oportunidades en la base, que haya inclusión en el deporte y también oportunidades en la punta de la pirámide para que las opciones de alto rendimiento se presenten. A grandes rasgos, y sin conocer muchos de los países, me parece que la forma más eficiente de promover y difundir el golf es a través de la educación, en todos los niveles.

¿Cuál cree que será el mayor beneficio que le traerá el LAAC a Panamá?

El mayor beneficio es lo que va hacer ahora Panamá. Cómo el golf panameño encontrará formas de sacarle provecho al LAAC. Tangibles e intangibles está todo puesto sobre la mesa. Hay mucho para aprender de las entidades que organizan tres de los majors del golf. El LAAC se trata de la experiencia positiva que se pueda dejar en el lugar donde se juega.

¿Qué se tomó en cuenta al momento de elegir a Panamá como sede?

Se toma en cuenta una cancha con un nivel adecuado para jugar, un club con cierta infraestructura. Además de una ciudad que tenga un soporte hotelero adecuado y lugares de interés. En el caso de ustedes, Panamá la Vieja y el Canal cumplen con esos requisitos, por esto planeamos funciones en estos lugares. También encontramos dirigentes jóvenes y entusiastas que permiten apostar por hacer el LAAC aquí.

Con relación a Panamá, ¿qué observaciones hace del golf nacional?

No me considero un experto en el golf panameño. Sé que tiene una tradición bastante rica en organizar torneos, pero por lo que percibo a nivel de resultados en los últimos años no tiene una presencia importante en el golf internacional. Esto no quiere decir que no haya la posibilidad de revertir esta situación y en esto el LAAC podría ayudar mucho.

El chileno Matías Domingues y el costarricense Paul Chaplet ganaron las ediciones previas. ¿Qué balance hace de sus actuaciones en el Masters?

A ellos les sirvió para reflexionar sobre la enorme diferencia que hay entre ser un aficionado bueno y ser profesional. Ninguno de los dos defraudó en lo absoluto. Tuvieron un comportamiento intachable.

¿Qué puede esperar la afición durante los días de actividad del LAAC?

El que conoce creo que se va a sorprender por el despliegue del campeonato y el que no conoce se va encontrar con una experiencia para vivir en familia. El golf es un deporte que te permite ver a los actores muy cerca, es un espectáculo.

[ad_2]

Fuente: Panamá América