La SIP analiza acoso y violación a libertad de expresión en la región

[ad_1]

El presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Matthew Sanders, clamó por la libertad de prensa mundial, sobre todo después de algunos momentos de tensión, como el que se vive en EE.UU. con el presidente, Donald Trump.

Durante su alocución, Sanders dijo que estas reuniones sirven para mantener “viva la luz de la libertad”, máxime ahora que hay una mayor tensión con los periodistas en algunos países como Estados Unidos, Venezuela, Honduras o Ecuador, entre otros.

En La Antigua, Patrimonio Cultural de la Humanidad, Sanders agradeció a “la familia” periodística de la región por asistir a este encuentro “convencidos de que luchar por la libertad de prensa y expresión de nuestros pueblos es una misión de trascendencia”.

Por otro lado, la censura, el hostigamiento judicial, las restricciones legales y administrativas, las intimidaciones o las agresiones son los métodos que utilizan diversas instancias del Estado de Venezuela para controlar y castigar a los medios críticos al régimen.

Esta es una de las principales conclusiones de un informe presentado ayer en Guatemala, durante la reunión semestral de la SIP, aunque debe ser aprobado y discutido mientras la entidad celebra este encuentro, que finaliza mañana lunes.

“Las prácticas intimidatorias, la violencia institucional y física que criminaliza la búsqueda y difusión de información se han agravado. Simultáneamente, se ha producido un escalamiento de la crisis política y económica que ha alcanzado niveles inéditos”, agrega.

Se mostró un video en el que se evidenciaban agresiones a periodistas por las fuerzas de seguridad y de grupos de ciudadanos.

Estas acciones provienen, en su mayoría, de “cuerpos policiales, militares, grupos paramilitares y de la acción de tribunales”, que tienen como uno de sus objetivos predilectos a periodistas y reporteros gráficos, a los que también intentaron controlar con la monopolización del papel prensa por parte del régimen, implantada con la creación de la Corporación Maneiro, en el año 2013.

La “escasez” de papel que afecta en especial a los medios de línea crítica y por este y otros motivos en los últimos tres años siete diarios han suspendido de forma indefinida su circulación.

En 2016, se produjeron 123 hechos de intimidación contra periodistas y medios de comunicación, tanto nacionales como internacionales, y el presidente Nicolás Maduro, está “autorizado para tomar cualquier medida sin ninguna justificación, como las que toman “los dictadores tradicionales”.

En este tiempo también se ha producido un incremento en los ataques cibernéticos a la prensa y a los periodistas, tanto a cuentas personales como a sitios web de periodistas, medios e instituciones.

“El Gobierno ha contratado especialistas de distintas partes del mundo para silenciar el flujo de noticias y opiniones atacando los servidores y bloqueando el acceso a través de las plataformas de internet nacional”, denuncia.

[ad_2]

Fuente: Panamá América