Honduras se mete en serios aprietos



Honduras comprometió sus opciones de clasificarse a su tercera Copa del Mundo consecutivas al empatar el viernes sin goles ante la visitante Australia en su repechaje intercontinental.

Pese a jugar con el aliento de 40.000 espectadores en su estadio Olímpico Metropolitano, a la selección dirigida por Jorge Luis Pinto le costó encontrar la senda del gol en casa y esto puede costarle muy caro cuando visite a los australianos el próximo 15 de noviembre en Sídney.

Oficiosa en todas sus líneas, Australia desperdició al menos dos claras de ocasiones de gol. Pero el resultado le deja en una posición aceptable en procura de sentenciar la serie el miércoles.

Los hondureños viajaron poco después del partido hacia Los Ángeles, donde se entrenarán hoy y luego emprenderán el largo viaje para el encuentro de vuelta.



Fuente: La Critica