Higuaín vivió un día infernal

[ad_1]

Una tremenda silbada, con más de 50,000 espectadores en el estadio del Nápoles, recibió al argentino del Juventus Turín Gonzalo Higuaín cuando saltó ayer al césped del estadio San Paolo para enfrentarse al Nápoles, su exequipo, en la trigésima jornada de la Serie A italiana (Primera División).

La hinchada del Nápoles esperaba el regreso de Higuaín al San Paolo desde el pasado verano, cuando el “Pipita” firmó para el histórico rival Juventus, y le mostró todo su resentimiento por esa decisión con una sonora pitada y pancartas que le tachan de “traidor”.

En los últimos días, los aficionados del Nápoles mostraron por la ciudad unas pancartas intransigentes con el “Pipita”, que le definían como un “traidor” y un “ingrato”.

[ad_2]

Fuente: Panamá América