Gran Bretaña exporta vinos espumosos a una cantidad récord de países

[ad_1]

Gran Bretaña exportó vinos espumosos a una cantidad récord de países en 2016 conforme el sector aspira a aumentar 10 veces sus exportaciones para 2020.

En momentos en que el mundo entero se preparaba para el brindis de fin de año la noche del 31 de diciembre, el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales informó que el Reino Unido exportó vinos espumosos a 27 naciones en 2016, en comparación con 19 destinos de exportación un año antes.

Las ventas de los espumosos inglés también se dispararon en el plano local,  Marks and Spencer Group Plc duplicó las ventas de esta bebida en sus tiendas y Waitrose Ltd. registró un alza del 50 por ciento.

“Como los principales productores están en camino de aumentar 10 veces sus exportaciones, pronto podríamos apuntar a más países”, dijo Andrea Leadsom, secretaria de Medio Ambiente en un comunicado enviado por correo electrónico.

“A nuestros vitivinicultores les irá muy bien en 2017 porque se multiplicaron las bodegas y hay más botellas en las góndolas de los supermercados’’.

Los fabricantes de vino aspiran a incrementar sus exportaciones de 250 mil botellas en 2015 a 2.5 millones de botellas para 2020.

Los vinos espumosos, que se obtienen principalmente en Kent y Sussex, condados del sudeste de Inglaterra que tienen suelos calcáreos similares a los de la región de Champaña en Francia, representan casi el 70 por ciento de la producción.

Estados Unidos, Japón, Taiwán y Dubái compraron vino británico junto con Francia e Italia en 2016, dijo Defra. El auge de las ventas internas también sugiere que los clientes británicos podrían reemplazar por vinos nacionales los vinos importados de la Unión Europea si estos se encarecen por la decisión británica de abandonar el bloque.

Los vinos espumosos se vieron arrastrados al debate del Brexit cuando el ministro de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, le dijo al ministro de Desarrollo Económico de Italia, Carlo Calenda, que Italia garantizará el acceso británico al mercado único de la UE después de su salida del bloque.

[ad_2]

Fuente: La Prensa