Ganaderos de Herrera preocupados por mal estado de los ríos

[ad_1]

A pesar de que la temporada lluviosa ha sido abundante en la región de Azuero, los ganaderos no dejan de sentirse preocupados por el estado de los principales ríos de esta región del país, situación que podría agravarse en los próximos meses.

Y es que la entrada de la temporada seca, a la que comúnmente llaman verano, trae consigo la disminución drástica del caudal de los ríos, así como el agotamiento de fuentes como abrevaderos, para surtir de agua al ganado y garantizar su producción cárnica y láctea.

Sin embargo, los ganaderos ven con preocupación como se pasó la temporada de lluvias, sin que se dieran respuestas tangibles a la falta de agua en fincas del área, debido a la poca implementación de estrategias para retenerla.

El presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos de Herrera, Gerardo González,  indicó que lo ríos de la provincia representan un serio problema, no sólo a su estado, si no a muchos otros factores que se suman al problema de caudal, como lo es la contaminación.

Señaló como ejemplo al más reciente caso suscitado en el río Parita, en el que una sustancia blanquecina, posiblemente de origen natural, era visible en el río, sin que a la fecha se sepa a ciencia cierta de qué se trataba.

González señaló que además de la falta de acciones puntuales por parte de las autoridad, también los propios productores han tenido parte de la responsabilidad de lo que sucede en los ríos, principalmente por el uso de técnicas de producción poco amigables con el medio ambiente.

LEE TAMBIÉN: Francolini se reúne con convencionales del CD en Aguadulce

«Los productores no queremos entender que no podemos estar usando matamalezas en la orilla de los ríos», puntualizó el presidente de ANAGAN capítulo de Herrera, en relación al tema de contaminación de las principales fuentes de agua.

Añadió que la falta de agua se  avecina sobre todo en la cuenca del río Parita, donde en los veranos pasados la situación fue tan crítica que fue necesario suspender la operación de la planta potabilizadora, debido al bajo nivel del río.

«Hace dos años cuando tuvimos un problema serio de sequía, los ganaderos de carne y leche le propusimos al gobierno una serie de estrategias para mejorar esta situación, y hasta el día de hoy nada se ha hecho», indicó González.

Según explicó, entre estas estrategias está  retener agua en tiempo de lluvia, para que cuando llegue el verano se cuente con los caudales que se necesitan, tanto para la potabilizadora como para garantizar la producción de carne y leche.

[ad_2]

Fuente: La Critica