'Fondo al turismo es un subsidio'

[ad_1]

Ante la necesidad de incentivar el turismo en Panamá a través del anteproyecto de ley 80 que busca crear un fondo mixto (público-privado) para promocionar el sector internacionalmente, no es más que un subsidio para el sector privado.

Así lo manifestó el economista Juan Jované, quien indicó que no está mal hacerle promoción al país, pero el Gobierno no debe dar un subsidio, sino advertirle al sector que el mercado estaba saturado para no llegar a los niveles que estamos.

Jované señaló que tiene sus dudas si esta medida tendrá algún efecto positivo a corto plazo porque Europa sigue en crisis, Estados Unidos indicó que en el último trimestre la economía creció por debajo de lo que se esperaban, además, el turismo de compra para los sudamericanos está difícil porque la moneda está devaluada”, manifestó.

Agregó que el país está lleno de hostales, lo que ha afectado el turismo, y el Gobierno no ha hecho nada.

El anteproyecto 80, prohijado en la Comisión de Comercio, establece que este fondo de promoción turística será regido por un sistema administrativo eficaz y controlado que permita ejecutar efectivamente las funciones de promoción internacional de Panamá.

Dichos aportes serán manejados mediante un fideicomiso de administración con el objetivo de financiar al país como destino turístico para mejorar la actividad turística de Panamá a través de todos los medios y estrategias que se requieran.

Todo lo contrario piensa la empresaria Úrsula Kiener, quien considera que el proyecto es muy positivo porque garantiza una continuidad del trabajo que se viene haciendo, ya que cada cinco años cuando hay un cambio de gobierno, cada funcionario llega con su propia idea.

“Panamá, desde el 2011 hasta este año, no tenía una promoción turística internacional, lo que afectó mucho al desarrollo del sector”, señaló Kiener.

Expresó que el sector público y el privado tienen que trabajar en conjunto, y además el Gobierno tiene que ser un facilitador porque al final el beneficiado es el país.

 

De acuerdo con estadísticas de la Contraloría General de la República, la entrada de turistas entre enero y octubre de 2016 alcanzó más de 2 millones, lo que refleja una disminución de 0.9%; mientras que el ingreso de visitantes por el aeropuerto de Tocumen aumentó en 1.7%, la frontera de Paso Canoas y los cruceros registraron una disminución de 7.3% y 22.4%, respectivamente.

En tanto, la ocupación hotelera cayó 10.1% al pasar de 52.8% en el 2015 a 47.5% en el 2016.

 

[ad_2]

Fuente: Panamá América