Ferias regionales podrían atraer turistas extranjeros

[ad_1]

La crisis que enfrenta el turismo en Panamá reflejado en una baja ocupación hotelera, es preocupante para los miembros del sector, quienes ven en la promoción internacional una posible salida, aunque no tendrá resultados inmediatos.

Sin embargo, la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) ha incentivado a que cada uno de los panameños realice turismo interno, el cual se acrecienta durante la temporada de ferias que se realiza cada verano, aunque no así el de turistas extranjeros.

Ante esta panorámica, la ATP anunció recientemente el inicio de la campaña de promoción internacional hacia los mercados de Europa, Estados Unidos y Canadá, con la finalidad de atraer mayor cantidad de turistas al país.

Expertos consideran que otra alternativa para atraer turismo externo es la promoción de las ferias regionales, lo que generaría una mayor ocupación hotelera, principalmente en el interior del país.

De acuerdo con cifras de la Contraloría General, hasta noviembre de 2015 la ocupación hotelera se ubicaba en 52.8%, sin embargo, la misma ha ido disminuyendo hasta registrar en noviembre pasado un 47.9%, lo que indica una baja de 9.2%.

Según el administrador de la ATP, Gustavo Him, varios aspectos complicaron el crecimiento del sector en los últimos años, como por ejemplo, los cambios económicos en los países latinoamericanos que tradicionalmente han sido los primeros clientes de Panamá, tales como Colombia, Brasil, Venezuela, Argentina, Chile y Centro América. “Otro punto que nos restó competitividad en la región fue el fortalecimiento del dólar frente a las otras monedas latinoamericanas”, dijo.

Sin embargo, hay quienes señalan que Panamá tiene grandes atractivos para poder atraer a más turistas.

Expertos en turismo consideran que ferias como la de las flores y el café, en Boquete, provincia de Chiriquí, o el Desfile de las Mil Polleras, en la provincia de Los Santos, tendrían una buena oportunidad en el mercado internacional y podrían acercar a turistas procedentes de otros países.

Sin embargo, la iniciativa enfrenta algunos problemas como las condiciones de las infraestructuras que no son adecuadas para albergar la cantidad de turistas extranjeros que podrían visitarlas.

Anette Cárdenas, directora de Turismo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, dijo que el dilema es la infraestructura limitada en el interior de la República, entre ellos, sitios donde alojarse o el estado actual de las carreteras hacia el interior.

“Sí sería un producto para vender, pero hago la observación que tiene que ir acompañado de una estrategia de capacidad hotelera, porque esas personas no van a poder dormir en la ciudad e ir y venir a un festival de la pollera, de que se puede hacer, se puede hacer, pero el turista de esa  naturaleza no quiere estar sentado en un carro por horas”, expresó Cárdenas. Además cree que a esas visitas se les deberían agregar otros recorridos.

Him asegura que las ferias y festivales son indudablemente productos turísticos que no solo son atractivos para el turista extranjero, sino que también para los nacionales.

“Al momento de promover nuestro país como destino turístico, son estos productos (ferias y festivales) los que se convierten en los contenidos del país para los turistas internacionales, qué hacer cuando nos visitan, no solo visitar playas, ríos, museos, naturaleza, canal, en las ferias y festivales se vive cultura y folclor”, dijo.

Indicó que la ATP apoya a los patronatos de las ferias del interior en promoción, publicidad, apoyo en logística, sin embargo, las mejoras de estructuras en los terrenos de las ferias es un asunto de los patronatos, tema que han dialogado con ellos a fin de que mejoren los mismos.

El experto en temas de Turismo Jaime Figueroa indicó que estarán evaluando durante la realización del foro de turismo de la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa la necesidad de contar con una estrategia para atraer turismo regional, más allá del Canal y de la ciudad.

También resaltó los logros alcanzados por la Secretaría de Turismo de México, que implementó en el 2002 un programa llamado Pueblos Mágicos, donde seleccionaron diversos pueblos en cada uno de sus estados y desarrollaron un plan maestro para el desarrollo de los mismos.

Indicó que el plan podría implementarse en Panamá, tal como lo han hecho otros países como Colombia.

Dijo que Panamá cuenta con lugares turísticos que se pueden explotar.

[ad_2]

Fuente: Panamá América